“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 18 de octubre de 2011

Todos los poetas están ebrios

The Poets, 2009. JULIETTE ARISTIDES

Todos los poetas están ebrios de amor y vida cuando llega el alba
aunque canten al desamor y a la muerte al anochecer.
Moldean el silencio y la palabra desde el abismo del verso
para lanzarse al paroxismo y a la catarsis del poema.
Los poetas buscan la luz entre las rendijas de sus ojos,
aunque solo encuentren el vacío en la sima de su mirada.
Se rasgan las venas hasta desangrarse por dentro,
buscando una transfusión de sangre limpia y nueva.
Los poetas se inmolan cada día en las aceras de la noche,
cuando incendian a solas su angustia y su miedo en las hogueras de la piel.