“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 30 de junio de 2008

Crecer en tu corola

Sátiro del Valle de Hespérides, 1922/24 - NÉSTOR MARTÍN FERNÁNDEZ DE LA TORRE


Bajo las sábanas duerme el fauno
con alma de viento que trenza el tiempo
con el arrullo de una sonrisa,
y cada madrugada cimbrea en deseos
su desnudo torso recubierto de pétalos
en busca de la eternidad.

Por la ventana penetra la luz del nuevo plenilunio
y el viento resuena con un cántico nocturno
de salmos y versos que, como una luciérnaga,
alumbran la oscuridad de mi memoria.

Mi cuerpo es un arpegio de pasión y ternura,
que se debate entre los arrecifes de mis silencios
y las cumbres de tu olvido,
para crecer en tu corola, y encenderme
como una bengala en cada verso,
en cada palabra, en cada sílaba,
en cada célula de tu eternidad.

Mi alma destila abrazos,
desde mis adolescentes besos y temores
a mis amargas tristezas,
y emerge como el maná en el desnudo desierto,
o como una arrogante pompa de jabón
flotando entre las zarzas de mis alados versos.

Y cuando nace el alba,
envuelto en la humedad de tus estrellas,
eclosiono en crisálida
que, con un soplo de tu aliento,
remonta el vuelo para regresar al bosque
donde duermen las dalias y los cerezos.

domingo, 29 de junio de 2008

En el silencio

El rapto, 1867 - PAUL CEZANNE
En el silencio,
sólo mana el sosiego
en la sima del abismo.

En el silencio,
rapto tu soledad
y diluyo mi ausencia.

En el silencio,
me duele tu dolor
en medio de la nada.

En el silencio,
hasta mis palabras
están calladas.

En el silencio,
mi corazón desnudo
para tu reposo eterno.

sábado, 28 de junio de 2008

Cicatrices

Body and Soul, 1957 - JEAN FAUTRIER
En este solsticio de verano,
entre raíces de fuego,
alumbremos nuestro cuerpo
y nuestra desolada alma.
Sin cicatrices, sin palabras,
porque las palabras,
a veces, son cicatrices
de nuestros silencios.

viernes, 27 de junio de 2008

Vuela

Trigal con amapolas y alondra, 1887 - VINCENT VAN GOGH
Vuela, abrígate 

entre las sombras de la luna
en esta madrugada de amapolas.
No te detengas,
aunque tus alas rotas
hagan el destino incierto.

jueves, 26 de junio de 2008

Voz que resuena

Nu 01, 1970 - ENRICO BIANCO

Alma sosegada
que te encuentras disipada
en un oscuro estado
de éxtasis.

Vientos que surcan
los umbríos aires
de la melancolía
que anida en la nada.

Voz que resuena
en el vacío
de las paredes
de mi alma.

Palabras que brotan
y trenzan tramas
de sólidas raíces
en los hilos de la muerte.

Alma sosegada,
melancólica,
muerta,
vacía,
¡despierta!

miércoles, 25 de junio de 2008

El puño de la nada

La ausencia del tiempo, 2004 - JOSÉ VIERA

Y después de la muerte qué,
qué permanecerá en mi
y qué se quebrará.

Ahora, después,
mañana,
qué haré.

Cómo destruir este vacío
que me increpa
a cada instante.

Cómo asesinar
el puño de la nada
que me acecha
en cada esquina.

martes, 24 de junio de 2008

Tiempo de la razón

Existencia es Tiempo, 1993 - LUISA RICHTER



Antes era el tiempo
en el que el cuerpo
siempre dejaba cicatrices.
Ahora es tiempo de la razón,
de asir una estrella
y prenderla en el corazón.

lunes, 23 de junio de 2008

La calle llora

Los niños de la calle, 2003 - BERNARDO GUTIÉRREZ

Llueve,
la calle llora,
sobre las aceras
se derriban círculos
de voces humanas.

Llueve,
la calle llora,
el aire gravita
sobre una sábana
de desesperanza.

Llueve,
la calle llora,
en el asfalto
se hunde un niño
que no ríe,
no canta,
no llora,
no dice nada.

Llueve,
la calle llora,
el ser humano
muere vacío
en medio de la nada.

domingo, 22 de junio de 2008

Nunca más

Sobre una blanca pared, 1982 - CARLOS GORRIARENA

A todos los seres humanos desaparecidos por las dictaduras

Por ellos y ellas,


que vieron truncadas
sus ilusiones y su realidad
en una larga noche negra.

Por ellas y ellos,
que fueron arrancados
con sangre torturada
y condenados al exilio eterno.

Por ellos y ellas,
que vieron apagadas
la llama limpia
de su existencia.

Por ellas y ellos,
que fueron condenados
a morir en la luz
y a vagar en las sombras.

Por ellos y ellas,
que vieron destrozadas
la tierra de sus cuerpos
y el aire de su alma.

Por ellas y ellos,
porque somos ellos
porque somos ellas,
en la memoria perpetua.

Por la justicia,
por la solidaridad,
por la libertad,
por la paz.

Ni olvido,
ni perdón,
desaparecidos,
nunca más.

sábado, 21 de junio de 2008

Parto de versos

Crepúsculo matutino o un nuevo día, 1956 - LUIS MANUEL PASTOR

Siempre me encuentras
dispuesto a darte
una caricia,
un gesto,
una sonrisa,
una mirada
una palabra,
una estrella escarlata,
un mar de lágrimas,
un silencio de escarcha,
un beso en la niebla,
una luna de plata.

Siempre te encuentro,
y la noche,
la madrugada,
la aurora,
el amanecer,
el alba,
es un parto de versos
que, cuando se alumbra
la mañana,
sólo son versos
del pasado
escritos en el diapasón
de mi memoria.

viernes, 20 de junio de 2008

Víspera de la muerte

Agony, 1912 - EGON SCHIELE

Nada sirve,
o casi nada,
y sin embargo
todo
queda aquí, plasmado
y adherido a mi.

Presagio que millones
de parásitos microscópicos
anegan mi alma
y caen en catarata
por mis arterias.

Siento que con cada palabra
que inspiro y espiro
se percibe un gemido,
increpando y retando,
el soplo del viento.

Ya, mi voz,
cansada y doliente,
se encuentra sola,
en la víspera
de la muerte.

Mi cuerpo derrotado
quiere, una vez más,
ponerse en pie
y mirar de frente a todos,
sin espejos ni cristales
que desvirtúen la realidad,
y en el último ademán
de mi último respiro
decir una palabra,
lánguida y desbordante,
sólo adiós.

jueves, 19 de junio de 2008

Cuando rompe el futuro

La morfina, 1894 - SANTIAGO RUSIÑOL

A veces,

muchas veces,
es verdad,
es necesario hundirnos
en la soledad,
en el silencio,
en el abandono,
en la inexistencia.

A veces,
muchas veces,
es verdad,
el vacío nos acompaña
en toda nuestra trayectoria vital
y, cuando rompe el futuro,
se desmorona como una roca caliza
y, cuando nos queremos dar cuenta,
el futuro se nos ha muerto
en nuestras manos.

miércoles, 18 de junio de 2008

Nudo de muerte

Urdindo universos, 2000 - MARGARIDA CÊPEDA


En la penumbra
de los labios de la luna,
con el alma colmada de preguntas
y un arrullo de silencios
a flor de piel,
enamorado de tus suspiros
y del perfume a lilas y a violetas
de tu cuerpo desnudo,
dormido en la ternura de tus rompientes
y de tus dorados senos,
soñando con los rumores de tus fuentes,
de mis huracanes y tormentas,
de tus mares y auroras de terciopelo,
en medio de la bruma,
de la escarcha y del aguacero,
continúo deshilando este nudo de muerte.


martes, 17 de junio de 2008

El rostro de la nada

Amber Siries, 2005 - FRANK HYDER

Durante mucho tiempo
el océano ha estado lleno de soledades
que flotaban como pétalos 
de rosas deshojadas
en las crestas de las olas de espuma blanca.
Siempre, desde el principio de los tiempos,
las mareas se han amado,
como las sirenas y los tritones,
en los lechos dorados de las sombras.
Esta mañana, cuando asomaba el arco iris
entre las grises nubes, allá sobre el horizonte,
pude contemplar el rostro de la nada, vestida de nácar,
como una caracola reina con labios de coral
y con dos gotas de ámbar en la mirada.

lunes, 16 de junio de 2008

Sumergido en el vértigo

Dizziness, 1998 - IMÁN MALEKI

Hoy he olvidado
el ruido cotidiano.
He olvidado a las demás sombras,
hiriendo con sus miradas
y caminando por las aceras de la ciudad.

Hoy todo ha sido diferente,
confuso y claro a la vez,
mi pensamiento se ha detenido
en medio de esta vida aprendida
que cada nuevo día volvemos a emprender.

Con mi paso firme,
otras veces derrotado,
sumergido en el vértigo,
hoy he olvidado.

domingo, 15 de junio de 2008

Las musas

Les muses, 1893 - MAURICE DENIS
Sobre la pared golpean las horas de un reloj metálico
que marca las cuatro de la madrugada.
Estoy solo ante esta larga mesa
sobre la que yacen un sinfín de palabras escritas
en el blanco impoluto de mi pantalla.
Son ya las cuatro y media y continúo impávido,
tecleando fútiles letras, porque esta agria noche
las gráciles musas me han abandonado
en el sonido melancólico de una trompeta
que resuena doliente en mi corazón.

sábado, 14 de junio de 2008

Acordes

Étude de mouvement, 1939 - VICTOR VASARELY

Estos acordes que escucho en la distancia,
son la obertura de la ópera de mi vida;
una agreste partitura de quebrados intervalos
escrita en pentagramas,
donde las claves se suceden según la tesitura
que señala la frontera entre el ser y la nada.

Mi lánguida aria es sólo un lied
que ha ido in crescendo
para convertirse en la escala cromática
de la fuente de mi existencia.

Ahora, más allá del ecuador de mi vida,
se me hace difícil entonar un nuevo canto,
otra melodía repleta de sonidos y silencios,
que se pueda representar como una gran ópera
sobre el escenario cotidiano,
donde se enfrentan mi muerte y mi vida.

viernes, 13 de junio de 2008

Tu recuerdo

Vuelvo a ver un recuerdo, mi querida Udnie, 1914 - FRANCIS PICABIA

Como la gota de rocío,
está mi corazón
esperando que los primeros
rayos de sol
quiebren el sosiego
de mi memoria.

Como la gota de rocío,
en un instante,
desangro la realidad
y, lentamente,
desangro la ausencia.

Como la gota de rocío,
inanimada y caduca,
continúo esperándote,
en medio de la nada,
junto a tu recuerdo.

jueves, 12 de junio de 2008

Sombras de olivos

Olivos, 1889 - VINCENT VAN GOGH


Un gélido frío
cruza el jardín de las camelias,
germinadas en la punta
del alfiler de tu solapa.
El mediodía se vuelve crepúsculo
de algas y cenizas
y el jardín florido
se torna erial
con sombras de olivos.
Alcanza el crepúsculo
mi dique seco,
sin faro de guía
en esta arboleda
de viento y sal,
que el fuego del estío
hiela con un temblor
en el silencio del aire.

En un momento,
en un instante,
el crisol de las ramas
vomita savia de sangre
e incendia las raíces
de la rosa de los vientos
de mi efímera vida.
Mi vista cansada
es patria de agrias palabras,
forjadas entre la arcilla
de la noche.
El frío,  ya indiferente,
franquea el vergel
y debajo del olivo,
entre cadáveres
de magnolias y azucenas,
se asoma una frágil
y delicada violeta,
sangrante,
herida de muerte
por el dolor de los siglos.

miércoles, 11 de junio de 2008

Tálamo de ausencia

Manao tupapau, 1892 – PAUL GAUGUIN

El tálamo es la patria,


donde murió el amor,


donde el desamor
sólo es un firmamento
en la soledad eterna.


El tálamo es la patria,


donde el silencio
siempre se torna ausencia.

martes, 10 de junio de 2008

Paredes quebradas

El rompido, 2001 - SOLEDAD SEVILLA


Las paredes quebradas lloran,

bostezan sus vestidos blancos.
Dentro de nada estarán agonizando.

Sus rostros demacrados,
extremadamente blancos,
casi sin silueta, se estremecen y rompen.

Aún se escuchan sus bramidos
en las negras noches de luna nueva,
invadiendo cada uno de los rincones.
Sus mustias voces, henchidas de polvo,
casi inexistentes,
dejan un leve vaho de eco
disperso por el aire.

Sus cuerpos están ya mutilados,
desde sus huecos ojos
hasta sus putrefactos
y malolientes labios;
desde su mano izquierda,
antes glorioso estandarte,
hasta los surcos de las huellas de sus pies,
paso firme en el pasado.

Todo se acaba,
acaso todo llegue a su fin
con el principio de la muerte
en el silencio de la noche.

Se escuchan los gritos,
los lamentos, los llantos.
Todavía, a lo lejos,
resuena el eco.

lunes, 9 de junio de 2008

Sin mesura


Oriental Poppies - 1928 - GEORGIA O'KEEFFE



Era el tiempo en que las flores
tejían semillas de corales
en las cicatrices de tus muslos
entregados a mi lujuria.
Deseaba libar los pétalos
ensartados en tu cintura

con mis músculos enterrados
en la sima de tus entrañas.

Ardían océanos de amapolas
en la 
voz trémula de tus  arterias,
como la incandescente lava
en los cráteres vírgenes de mi memoria.
El placer estallaba sin mesura
en tus rocas encendidas
y la razón segada de melancolía,
disipaba las nieblas del alma.
Era el tiempo en que el lecho
se tornó en cruel huracán,
y el humo se convirtió en el verdugo
de las hojas de mi boca.