“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 10 de febrero de 2010

Cuando Rubinstein interpreta a Chopin

Music I, 1895 - GUSTAV KLIMT

Los pétalos de los girasoles
están resignados a morir de amor
cuando Rubinstein interpreta a Chopin
al llegar cada puesta de sol.

También los lirios azules
terminan estremeciéndose de frío
si se descubre el crepúsculo
y en sus entrañas se abre el vacío.

Sólo las nevadas magnolias
saben esperar ese instante preciso
que, aunque siempre es efímero,
late en el ardor de la memoria.