“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 13 de abril de 2008

El lastre de la tregua

El poeta, 1911 - EGON SHIELE

Cuando la poesía me traiciona
con una cornada quemante
y me empuja con el lastre
de la tristeza y de la nostalgia
a la complacencia.
Cuando el destino me presagia
un acerado silencio,
amarrado al coriáceo cordel
de mi nocturno hangar.
Cuando la cortante corazonada
me precipita al vacío,
arrebatándome tu tiara
de granate engastada.
Cuando regreso hastiado
de un día de ausencia,
siempre me abandono
a la tregua.

Atados

Las horas colgadas, 2004 - JOSÉ HERNÁNDEZ

Atados,
como un hojarasca
en el barrizal del mediodía,
como el color
en la noche oscura.

Atados,
como las implacables horas
en el carillón
de un viejo reloj,
como el ser humano
a la duda.

Atados,
estamos todos
atados.