“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 4 de enero de 2010

El poema es un arma de dos filos

The Poet with the birds, 1911 - MARC CHAGALL

“El poema
es un arma
de dos filos”

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

El poema es un arma de dos filos,
se hunde en la piel y la desgarra en pedazos
dejando finas heridas sin cicatrizar,
corta la dermis tan limpiamente
como una espada afilada
que se hace camino entre la carne.

El poema nos da la vida
y en otras tantas ocasiones
nos provoca la muerte súbita,
nos extirpa amargos retazos
de nuestra vaporosa memoria
y los sepulta en el olvido.

El poema es ardiente compañía
o instigador despiadado
de la más fría soledad,
es la más fiera ausencia
cuando nos lanza desde el cosmos
al vacío en su estado más puro.

El poema detiene el tiempo
al borde de labios todavía vírgenes
y nos condena a la eternidad,
es un bosque espeso de palabras
y es el árbol desnudo que retoña
en el más estéril de los silencios.