“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 30 de noviembre de 2008

En la madrugada

Le poète, ou Half Past Three, 1911 / 1912 - MARC CHAGALL

Cuando despunta
la madrugada
mi pensamiento
se hace escarcha
y renaces
en mis versos
como el rocío
en el nuevo día.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Futuro de cenizas


Seeing the Moon on a Hot Summer Day, 1987 - HELEN FRANKENTHALER


La noche se mece

entre los hilos
 del atardecer,
lleno de rostros
y nostalgias.
Los ojos miran
un futuro de cenizas
sobre las ardientes
brasas de un pasado,
que no termina
de quemarse nunca.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Vacío y vértigo


Vértigo, 1930 – SALVADOR DALÍ

El tiempo implacable
con su despiadada rutina
nos liga y desgarra desde dentro,
nos distancia de la realidad
y nos macera en las tinieblas.

Gritamos y no nos sienten
porque moramos en el vacío,
sin sonido, sin nuestro propio eco,
sólo en el feroz vértigo
de nuestra soledad.

Nos cegamos a plena luz
y hasta las palabras más simples
se amalgaman con los silencios,
y no crece nada en este desierto,
nada sino sombras, vacío y vértigo.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Allí

Escalera a la Luna, 1958 - GEORGIA O'KEEFFE

Allí, donde reposan
nuestras almas
meciéndose
en la noche sideral.

Allí, donde la luz
de la luna
hace en tu cuerpo
sombras de escarcha.

Allí, donde mi voz
siempre renace
entre tus pinceles
y tus palabras.

Allí, en el sur
del mundo,
con un nudo de tristezas
en mi garganta.

Allí, con el corazón
roto por la pena,
con mil preguntas
sin respuestas.

Allí, con la luz
de las estrellas
alumbrando
la nada.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cansado


Clown making up, 1909 - JOHN SLOAN

Cansado de escribir y de soñar,
cansado de pensar y de esperar
que mañana es otro día,
que mañana es el primer día
del resto de mi vida,
sin poner remedio a este atroz mundo
que se desmorona a mi alrededor.

Cansado de llorar hacia adentro
porque me avergüenza ser llanto
en medio de tanta desdicha,
porque mi poesía no es
un "arma cargada de futuro"
y sólo dispara sentimientos
contra mi propia diana.

Sí, realmente estoy cansado,
cansado de todo este tedio diario,
demasiado cansado de mí mismo,
sin embargo, a pesar de todo,
sigo creyendo en el ser humano.
¿Qué otra cosa puedo hacer?

martes, 25 de noviembre de 2008

¡Ni una más!


El Grito, 2000 - CLAUDIO GOLDINI

No es hora de silencios.
No es hora de palabras.
No es hora de llanto.
Es hora de muerte.
Es hora de rabia. 
Es hora de gritos.
¡Ni una más!

lunes, 24 de noviembre de 2008

Cuando llegue el Invierno

Desnudo, 1951 - RICARDO MACARRÓN 

Sólo necesito la luz
de una luciérnaga junto a mi cama
y el vuelo de las alondras
sobre tu almohada.

Cuando llegue el Invierno
te habré hecho un lucero
de fuego azul encendido
con las caricias de mis dedos.

Y si acaso me demoro
en la tempestad del océano,
por dura que sea la singladura,
no dudes que arribaré a tu puerto

Me entregaré a ti
y en un instante eterno
ya no seré mi sombra
porque viviré dentro de tu cuerpo.

Cuando llegue el Invierno
el frío no te helará más por dentro
y no te quebrarás ya en soledad
porque yo te estaré queriendo.

domingo, 23 de noviembre de 2008

Bostezo carnal


Desnudo femenino, 1912 – ALEXANDRE DE RIQUER

Antes de que comience a arreciar el viento
y los frágiles jacintos
sean sólo briznas de dolor.
Antes de que el desaliento
nos deje exangües y absortos
en el ocaso de este efímero lucernario.
Antes de que este vergel
sea tan sólo un búcaro decadente y macilento
y se torne en yermo erial.
Antes de que este brocal,
antes bruñido de gloria,
sea el marchito declive de la obscenidad y la lascivia.
Antes de que las lías de este levítico cuerpo
se conviertan en rusco y tosco leviatán.
Antes de que quiebre el pulso
y las candorosas llamas arrasen con brío
el rumbo de mi endeble memoria.
Antes de que el tiempo
se deshaga en un bostezo carnal
volveré a ser limen de tu verbo y tu silencio.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Ruido de muerte

Cristo muerto, 1480 – ANDREA MANTEGNA

La muerte ronda frente a mí
en esta desolada habitación,
y se alumbra en el rostro
de este bosque desierto
con la llama del cirio
que crece desde mi interior.

La mirada, quebrada en soledad,
ya no es más que un surtidor
de sangre vacía e indolente
y recorre las aciagas horas
depositadas en las arterias
hasta que el cuerpo reviente.

Ya no hay más
que este crepúsculo de vida,
no hay más que este círculo de buitres
esperando la carroña,
no hay más que silencio dentro del silencio
en este ruido de muerte.

Amarga es la espera
de esta muerte amarga,
pero más atormentada es la vida
sabiendo la muerte cerca,
cayendo en el vértigo de la sima.
Hoy sólo tengo ganas de llorar.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Aún te recuerdo


R de Recuerdo, 1997 - ROBERTO GONZÁLEZ FERNÁNDEZ

Después de tanto tiempo
mis ojos están secos,
mis labios gélidos,
y tu cuerpo yace muerto.
Me anudaste el corazón
con lágrimas y lamentos,
con silencios y palabras
que todavía flotan en el viento.
Pensé que no te soñaba ya
y que tan solo eras un muerto,
pero estaba equivocado
aún te recuerdo.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Tangos de soledad

Sueños de tango, 1999 - MARÍA AMARAL

Soy como el casco de un velero
que navega a la deriva
sobre un mar violento
para arribar a ti y hacerte luz
de mis noches en vela,
para hacer de mí,
en tu mirada, el silencio
y permanecer en tu alma
bailando tangos de soledad.

Soy como una nube negra
de aguacero y tormentas,
con mil rayos que arrasan
mis labios y quiebran el sosiego
de esta noche de sueños,
con truenos y relámpagos
que revientan en mis entrañas
por no tenerte más cerca
para abrazarte y rodearte entera.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Corazón humano

Onde IV, 1961 - PABLO PALAZUELOS

Yo prefiero un corazón frágil,
que llore de dolor ante la injusticia.
Yo prefiero un corazón débil,
que suspire de gozo ante la belleza.

Yo quiero un corazón quebrado
en el amor y en el desamor,
en la salud y en la enfermedad,
en las dichas y en las penas.

Yo no quiero un corazón blindado.
Yo no quiero un corazón de acero.
Yo sólo quiero un corazón humano.

Yo no quiero un corazón muerto.

martes, 18 de noviembre de 2008

Claro de luna


White moon, 1957 - MILTOM AVERY


Es imposible que nos perdamos el uno del otro.
Recorreré los astros durante milenios, adoptaré
todas las formas, todos los lenguajes de la vida,
para volver a encontrarte una sola vez

J.C.F. HOLDERLIN


La noche está tan oscura
que ni tu nombre veo brillar.
Es todo tan vacío y distante
que mi alma se rompe en el silencio.

No te demores en llegar,
que esta aciaga madrugada
me encuentro más solo sin palabras
y tengo miedo si tú no estás.

Cúbreme con el claro de luna
para que pueda descansar,
que ya mis ojos negros
están cansados de llorar.

Tómame desnudo ahora
y abrázame con fuerza,
que mi corazón malherido
esta quebrado de tristeza.

Si muriera esta noche,
sin decirte apenas adiós,
olvídate rápido de mí
y encuentra un nuevo amor.

Te esperaré por siempre
en el pórtico de la eternidad,
porque la inventaré para ti
con tal de no perderte jamás.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Cóncavo y convexo

Cegar el azar, 1994 - ÁGUEDA LOZANO

"...Como el agua hecha vaso,
tu confín - dentro y fuera - siempre exacto."

GERARDO DIEGO


La nada anida en mi alma,
y me enreda con fuerza
a este inmenso vacío
cóncavo y convexo,

porque las palabras más simples
brotan y me desgarran
para salir por los poros de la piel,

porque los sepulcrales silencios
se apilan en mis venas
para no desangrarme.

Como la vida y la muerte,
soy esclavo de mis palabras
y de mis silencios.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Arder en tu sangre


Interno esterno, 2007 - NATALE ADDAMIANO

A lo lejos sólo escucho
el bramido del océano
y la luz de la luna
desvanece la soledad
de mi alma.

Ya no volveré a ser jamás
tu tierra mojada.
No me tornaré en el rocío 
de la mañana otoñal
sobre tus rosas blancas.

Demasiados miedos florecen en mi garganta.
No veo ya el universo en tu mirada
y continúa el eco de las olas 
golpeando sin cesar en mi memoria,
arrastrándome hacia el fondo del mar.

No volveré a ser más
el aire que respiro
en el soplo de tu aliento,
cuando duermes entre corales
en la madrugada.

No seré ya
las lágrimas de plata
que navegan a la deriva
en el interior del océano
de tu alma.

Regresaré para ser fuego
y encenderme en tu piel,
para arder en tu sangre
por hoy y siempre,
por toda la eternidad.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Vivo en otro yo

Retrato de un soldado, 1512 - SEBASTIANO LUCIANI DEL PIOMBO


Dentro de mí
existe otro yo
que tiene vedada
la cólera y la ira,
otro yo más íntimo
que soporta el lastre
de guardar la nieve
de ningún invierno
y el tosco latido
de mis arterias
en el eterno laberinto
que conduce al limbo.

Existo en otro yo,
coagulado y cómplice,
mutilado y yermo,
que rema contra corriente
sobre un mar de corimbos
para alcanzar el canal poliédrico
de tu ardiente corola,
donde mis estambres
sólo son una plegaria
que se injerta con vigor
en las cicatrices
de tu fuente.

Vivo en otro yo,
en el interior de esta barda,
a medio camino
entre el rito y la liturgia,
entre la vida y la muerte,
inmerso en el espasmo apocalíptico
de amontonar los jirones de piel
de cada una de mis batallas
que flotan desnudos a la deriva
en el fuego del océano
donde fraguan sin cesar
las lágrimas de mi memoria.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Sueño eterno

Carcajada Blanca / Serie La Muerte, 1967 - PEPE DÁMASO

Su voz está hecha
de puro silencio,
su mirada hueca
abriga la angustia
de un vientre vacío
y hambriento,
su rostro sólo es
una estela insinuada
en las sombras,
sus manos truncaron ya
el tálamo nupcial
donde reposa para siempre
su sueño eterno.

jueves, 13 de noviembre de 2008

En busca del fuego

Gold ragione, 1989 – OTTO PIENE
-
Como un torrente
nos lleva la ola
hacia las dos riberas
de nuestro océano
en este crepúsculo
donde el pulso y el aliento
son sólo denso humo
en medio de la sangre
sobre tu carne nívea.
-
Como el minotauro
cruzo tu laberinto
en busca del fuego
de mis noches
porque eres el verbo
en mis silencios
y derramas la luz
en las simientes secretas
de mis versos.
-
Como la lluvia
lubricas la sed
y sacias el hambre
en el umbral de mi boca
y, sorbo a sorbo,
ingiero la fresca esencia
que mana pura y cristalina
desde el fondo abisal
de tus huellas.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Mis últimos versos

Paisaje sordo, 1965 - ZOBEL

Te entrego mis últimos versos
en esta noche cálida de noviembre
cuando la luna está quebrada de melancolía
y no ilumina ya mi razón ni mi alma.

Todo es sombrío, ceniciento y pardo,
no refresca el soplo de la brisa marina,
ni cesa en mi cuerpo la tempestad interior
a pesar de la lasitud de otra jornada.

Intento escribir un poema esta noche gris
pero ahora mis ideas no fluyen con luz,
quizás la voz del océano haya muerto
dentro de mi antigua caracola de nácar.

No lucen añiles estrellas ni planetas escarlatas,
hoy mis ojos están cegados y mi memoria helada.
Siento un trepidante vacío en la piel
y soledad en las hojarascas de mi alma.

Aún así, te entrego mis últimos versos,
quizás sean ya los últimos que escriba
antes de que mañana vuelva a ser roca viva
al despuntar la aurora del nuevo día.

martes, 11 de noviembre de 2008

Suspiros de fuegos

Estrella del anochecer, 1870 - EDWARD BURNE JONES

Desde las almenas de este crepúsculo,
en el secreto de mis horas,
contemplo las alondras
aleteando sobre las espigas
que florecen entre los lirios
y las flores de azahar.

Sobre la colina de tu mirada
se alza el árbol centenario
del que brota exultante
tu hermoso pecho desnudo,
que es matriz natural
de este orgasmo adormecido
que arroja una corriente
de suspiros de fuego.

Y en cada jadeo,
de hondo olor a heno,
resuenan los tambores
en medio de las grietas
de mi erizada piel
y me muero en tus brazos
con un Nocturno de Chopin.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Las últimas horas del día

Cor, Tempo, humor e movimento, 2002 - ARMANDO AGUIAR

Es domingo,
atardeciendo,
miro tras el cristal
de mi ventana
y no veo nada.

Todo es un gran puzzle
a medio hacer y sin futuro,
hay demasiadas piezas
y muy poca paciencia,
escasas soluciones
y demasiado hastío.

Es domingo,
atardeciendo,
el aire empuja
las nubes suavemente,
desplegando en silencio
el color de la noche.

Allá, a lo lejos,
veo otra ventana oscura
y una farola dormida
y detrás, en la penumbra,
a otro ser humano pasando
las últimas horas del día,
lleno de incansable rutina,
de rabia contenida
y de profundo silencio.

domingo, 9 de noviembre de 2008

En la eternidad de un instante

Watch, 1925 - GERALD MURPHY

Regreso sin dolor

desde donde nunca he partido,
porque siempre he estado anclado
al silencio azul de la noche.

Regreso y parto de nuevo
en busca de lejanos horizontes,
que se hacen demasiado cercanos
en mi corazón y en mi memoria.

Y en mi partida,
y en tu regreso,
nos encontraremos siempre
en la eternidad de un instante.

sábado, 8 de noviembre de 2008

En este momento

Desnudo en interior, 1976 - DARÍO MORALES

Ahora es todo indiferente,
ya no me envuelves
con tu luz ni con tu sombra.

En este momento
no me acuerdo
de como eres en realidad.

Quizás, aún
te siga amando
en silencio.

viernes, 7 de noviembre de 2008

La forja del olvido

Spiaggia, 2006 - ANTONIO TAMBURRO


Este beso
incendiado a la deriva
tan sólo es fragua
de la melancolía.

Si el deseo muere helado
en las nieves del océano
es que el amor se funde
en la forja del olvido.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Nuestro sino

El amor carnal, 1989 - JAVIER CLAVO

Sólo una tenue mirada
en tus ojos y los míos.
Sólo un ademán indiferente
en tus labios y los míos.
Sólo un poso de recuerdo
en tu pensamiento y el mío.
Sólo un latido banal
en tu corazón y el mío.
Sólo un inevitable incendio
en tu aliento y el mío.
Sólo nosotros, tú y yo,
navegando a la deriva
en busca de nuestro sino.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Renacer en ti

O baptismo da rosa, 2005 - MARGARIDA CÊPEDA

Cuando naufrago

en el océano de tu mirada
resurjo con fiereza
asido al mascarón de proa
del resto de mi vida.

Renazco del fuego,
desde el fondo de las cenizas
grises y ligeras,
porque sólo así soy libre
de planear en tu alma.

Y cuando desaparezco
en cada fibra de tus labios
me duermo en tus besos
y navego en tus suspiros
porque alcanzo el sosiego.

Y ya, sin tiempo, sin lugar,
sólo tu piel fundida en la mía,
sólo mi alma disuelta en tu alma,
renaciendo en ti, para siempre,
por toda la eternidad.

martes, 4 de noviembre de 2008

Nunca más habrá distancia

Les Oiseaux, 1953 - GEORGES BRAQUE


Mientras existan los sueños
siempre habrán palabras
flotando en el silencio de nuestra garganta.

Florecerán en ti palabras, palabras de amor,
y harán de mis silencios
palabras de esperanza.

En tu garganta
se mezclarán mis palabras
y tus silencios anidarán en mi garganta.

De nuevo soñarás
y, en tus sueños para poder volar,
te construirás las alas.

Y volarás cruzando el mar,
para entregarme entero
y saciarte con mis silencios.

Y ya no importará el pasado,
ni el futuro que vendrá,
porque nunca más habrá distancia.