“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 14 de abril de 2010

Eres silencio encarnado y verde palabra


Sauces al atardecer, 1888 - VINCENT VAN GOGH

Tu boca de tiernos y dorados trigos
se arrulla en mi boca de agrios naranjos
para florecer al amanecer sobre mis labios.
Tus labios siempre carnosos y húmedos
mueren y renacen entre mis brazos.
La luz de tus ojos henchida de primavera
enciende el invierno ceniciento de mi mirada,
cuando nace el sueño y acaba otra jornada,
y tu cuerpo se despoja de la tersa piel
para ser mi cálida piel y eterna mortaja.
Eres silencio encarnado y verde palabra,

oasis florecido y perfume de canela,
fruta ya madura en mi memoria.
Eres mi espesa arboleda, 
mi única y auténtica bandera.
Eres la verdadera estrella 

en la noche de mi isla.