“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 21 de agosto de 2008

Era Primavera

El Frutal de Odilon, 2006 - SEMA CASTRO
A todos ustedes,
y especialmente a Camille
por su lectura y, sobre todo,
por su extraordinaria obra poética


Era primavera,
la misma primavera
que tú y yo soñamos,
la Primavera de Praga,
la del sesenta y ocho en el mayo francés,
la primavera de las bodas
y las comuniones,
la Primavera de Vivaldi,
la primavera de las flores.

Era primavera y, sin embargo,
a mi me parecía invierno,
quizá por las brumas
en mi memoria,
quizá porque siempre
me gustó más el invierno,
quizá por la nieve inexistente
quizá porque era el mismo invierno
que comenzó la derrota de Hitler.

Era primavera,
y el verano copulaba en las noches
con el canto de los grillos
y con el aroma del heliotropo
y de las adelfas,
en el jardín iluminado por los rayos
de la enorme luna llena
y el paso en la noche de San Lorenzo
de miles de perseidas.

Era primavera
y en el otro lado del espejo
era el otoño rojo y ámbar,
el otoño de las viñas,
el otoño de las tormentas,
el mismo otoño
que el de La Hojarasca.
el mismo otoño
que El Otoño del Patriarca.

Era primavera
y hoy, a pesar de todo,
es y seguirá siendo primavera.