“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 13 de noviembre de 2010

Entre el dolor y la vergüenza

Gdaim Izik, 2010 - LUISA NAVARRETE

Dunas del desierto
sombrías y solitarias
se alzan en un mar saharaui
esquilmado de paz,
esperanzas de olivos
ardiendo en el olvido más atroz.
gritos que claman libertad
soplando en el viento.

Sangre joven derramada
en el vientre estéril
de una larga noche
sin luces de estrellas,
palabras de arena blanca
que lloran en el silencio,
besos de amor y luna
arrancados a fuego.

Abandono y cruel exilio
supuran en las heridas
de una piel quemada
que es nuestra misma piel
en un amanecer sin sol
sobre un horizonte roto,
patria de azules y sueños
latiendo en la memoria.

Mi verso se retuerce hoy
entre el dolor y la vergüenza,
anegando mi razón y mi alma
de lágrimas ya resecas
por la desidia de un gobierno
que prefiere mirar a otra parte,
mientras se desangra el Sahara
y despierta de nuevo la guerra.