“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 5 de junio de 2009

Efímero narciso


La metamorfosis de Narciso, 1937 - SALVADOR DALÍ

Te busco desesperadamente y no te encuentro.
Solo veo un ovillo de absurdas y quebradas ilusiones
que me recorre todo el cuerpo.
El cuerpo, más que mi cuerpo,
es una infinita red de soledades ciegas,
que se mustian antes de florecer.
En mi cerebro duerme aún un efímero narciso
de aladas esperanzas,
que al mirarse en el espejo se rompe en mil pedazos.
Mi corazón, a veces cansado,
va perdiendo el color que tenía en el pasado,
cuando se suspendía en el vacío
con un fino cordel de aire.
Cierro los ojos e intento imaginar de nuevo,
pero ya no sueño ni veo nada,
las imágenes se desintegran en mi propia oscuridad.
Estoy inmóvil y me siento estéril,
demasiado hastiado, quizás ya desahuciado,
inerte, casi muerto.