“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 4 de abril de 2009

La propia indecisión


El jardín de las horas, 1981 - SALVADOR DALÍ


El vacío es una burbuja

que oprime la médula,
asfixiando el aire
que respira una mariposa
con alas rojas de seda.
Es el silencio quebrado
por la voz del eco,
resonando en los barrancos
por donde fluyen hacia el mar
las palabras ya muertas.
Son los versos huérfanos,
que antes de nacidos
agonizan en campo yermo
aunque cada gota de sangre
esté anegada de poesía.
Es la soledad infinita
en la serena oscuridad
de la noche negra,
cuando la luz del sol
sólo alumbra el nuevo día.
Es el tiempo desangrado
en un reloj de arena,
cuando canta el ruiseñor
en el corazón cansado
de un jardín de hojas secas.

Es la propia indecisión
y el temor a romper los hilos,
que atan el ayer con el hoy
en la senda del futuro.