“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 21 de julio de 2011

Estambres de silencio

El cadáver de Francis Bacon a la espera de ser incinerado, 1993 - JUAN MASSANA

Ya sé que cada hora,
haga lo que haga
y pase lo que pase,
no es otra cosa
que sesenta minutos
de muerte en mi reloj.

Sé que todos los espejos
que alumbran la memoria
se rompieron aquella noche
de abril del noventa y dos
cuando murió Bacon
en una clínica de Madrid.

Ya sé que, por oscura
que sea esta última noche,
el sol derretirá de nuevo
las escarchas de luz
en el horizonte del tiempo
al llegar el próximo amanecer.

También sé que ya
no me quedan más palabras
con las que construir versos
impregnados de nebrina
que éstas que ensarto ahora
con estambres de silencio.