“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 28 de enero de 2009

Eco del tiempo

Ecos del tiempo, 1978 – PÉREZ CELIS

El tiempo es una espiral
que se desliza por la hoja
de un cuchillo de plata
con sangre de amapolas.

Cada corte profundo
causa una herida abierta
que deja una frágil huella
llena de desaliento
y un perfume amargo
con sabor a destierro.

Nunca existió el tiempo,
los relojes sólo son ruecas
que tejen el sudario
de nuestra eternidad
con hilos de cuarzo 
y arpegios de soledad.

Cada hora, cada minuto, 
cada mínimo instante,
es el diapasón del eco
que suena a letanía
golpeando la razón.

Cada año, cada siglo, 
cada milenio es un no existir 
que va socavando el camino
donde se ahogan las palabras
y crecen los silencios.