“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 11 de mayo de 2009

Usted Don Mario

Don Mario Benedetti, 2004 - RODOLFO FUCILE

A Don Mario Benedetti, 
porque sin él no tendría sentido
el simple oficio de poeta.

Usted, Don Mario,
llena de versos mi memoria,
anega de poesía mi sangre
y agranda de emoción mi corazón.

Usted, Don Mario,
se cuela cada jornada en mi vida
por la puerta grande
y sin pedir nunca permiso.

Usted, Don Mario,
me continúa enseñando que el amor,
incluso cuando estamos en la calle,
sigue siendo mucho más que dos.

Usted, Don Mario,
me hace crecer como ser humano,
sin tácticas ni estrategias,
deseando ser tan solo un simple poeta.

Usted, Don Mario,
me brinda su inmensa amistad
desde el otro lado del corazón
regalándome la belleza.

Usted, Don Mario,
enciende en mi mirada cada noche
un escuadrón de constelaciones y universos
dejando en mi alma su profunda huella.