“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 31 de marzo de 2008

Sueño muerto


El Cíclope, 1914 - ODILON REDON

Una hilera de hormigas
brota por mis venas
y se precipitan
sobre le segundero
de mi reloj de arena.

Una
tras otra
ocupan todos los huecos
de mi triste calavera.

Mi ojo de Cíclope
se mueve en un suelo
de mercurio difuminado
entre las grietas
que enseñan el oscuro abismo
de la desolada Tierra.

Mi muda voz muerta
trepa la escala desierta
de mi difunto cerebro
para dormir eternamente
el profundo sueño de los muertos.

Mi corazón roto
se vacía de latidos
y se acompasa
al miedo del infierno
en el insondable océano.

Mi sexo ajado
es pasto de gusanos
que se tornan
en crisálidas crepusculares
que alumbrarán el nuevo día.

domingo, 30 de marzo de 2008

Espejo de silencio

Cráneo, espejo y raya blanca, 2003 - CRISTINO DE VERA
-
Vigilia que atormentas
mi tempestad nocturna,
donde centellea la soledad
de desafinados violines
que vive en el espejo de mi silencio.

Silencio que me engulle
desde la profundidad
de la etérea nada
y planea en mi memoria
en cada hora pasada.

Memoria rutinaria
que ha perdido su sino
y desfila pausadamente
hacia la puerta cerrada
de mi frío cementerio.

Cementerio de mis soledades,
de mis noches, de mis tempestades,
de mis desvelos, de mis silencios,
de mis recuerdos,
donde mora el caos

y el cosmos se hace nada
en el espejo de mi memoria.

Reposo


Mar en reposo (Poema del Atlántico), 1923 - NÉSTOR MARTÍN FDEZ DE LA TORRE




Vienes a mi
y hacia ti vengo,
flotando en este ingrávido
mar muerto.

Aire de mi aire,
anhelo de mi anhelo,
placenta eterna
de mi quebrado cuerpo.
Sangre de mi sangre,
silencio de mi silencio,
mirada perenne
de mi existencia rota.
Tristeza de mi tristeza,
fuego de mi fuego,
siempre suspendido
en el soplo de tu aliento.

Voy a ti
y de ti vengo,
en reposo,
ya muerto. 

sábado, 29 de marzo de 2008

Ronco silencio


Mar al crepúsculo, 1925 - LEON SPILLIAERT


Esta silente clausura
donde reposa mi alma,
es destierro
de ecos y vanidades,
de nostalgia
de amores secretos.

Este ronco silencio
donde duerme mi vigilia,
es el bálsamo
que unge las tristezas
nacidas en el fuego eterno
de cada madrugada.

Este rudo destierro
es un sublime atolón
en medio del negro océano,
es el dique
en el que cada noche
me vacío ante el universo.

viernes, 28 de marzo de 2008

Feroz Saturno


Saturno devorando a uno de sus hijos, 1819 / 1823 - GOYA


Las calles corren esta noche
por las espesas alamedas
y los puertos surcan nubes
donde atracan grandes trasatlánticos
de plata y algodón.
Una cuadriga de unicornios
galopa en el cielo
con un farol de luciérnagas
y yo continúo inquebrantable
en esta oscura mina de destrucción.

Dicen que será mañana,
cuando el sol posea a la luna
en una cópula al alba
sobre un tálamo de melancolía.
Dicen que será mañana,
cuando ascienda del averno
y me mude en Saturno feroz
para acabar con mi existencia.

No, no quiero,
no quiero que acabe esta noche.
No, no quiero,
no quiero que llegue el alba.

jueves, 27 de marzo de 2008

Catarsis infinita

Los amantes, 1989 - OSWALDO GUAYASAMÍN


No queda más
que levantarse
para ser camino
de mis olvidos
y mis recuerdos,
de tu realidad
y tus sueños,
de mi vida,
de nuestro destino,
de mi propio miedo.

Levantarse
para ser muelle
que abrigue
tus abrazos
y tus sonrisas,
para ser
de tus lágrimas
el estuario,
para ser ribera
de nuestro océano.

Levantarse
para ser humo
de tus brasas,
para ser suspiro
en el viento
de tu cuerpo
y roca firme
de tu asiento.

No queda más
que levantarse
y ser cómplices
en cada momento
de nuestra existencia.

miércoles, 26 de marzo de 2008

Silencio de papel

La gota de agua, 1948 - RENÉ MAGRITTE

En la distancia
agoniza el bramido del océano
rompiendo en tu mágica piel
y la marea salpica de melancolía
los suspiros de mi garganta.

Navegarte quisiera en el silencio
y encallar en la dorada arena
de tus playas abandonadas
y caminarte entera en un instante.

Alumbrarte deseo en el rumor
de tus encarnadas brasas
y deshojarme en el jardín
de tu quieta galaxia.

Tempestad quisiera ser
para morir varado
en tu alma serena
y ser lava de fantasía
que de nuevo en ti naciera.

Mi voz se quiebra
y revienta en el tedio
de este mustio atardecer,
dejando mi cuerpo mutilado
de secretos cotidianos
y de palabras muertas
en este silencio de papel.

martes, 25 de marzo de 2008

Manantial de mi desvarío

Nuda Veritas, 1899 GUSTAV KLIMT



Manantial de mi desvarío
en el que sacio mi deseo.
Sagrario donde guardo
mi Pegaso alado.
Derroche de brisa
en mi noche solitaria.
Sublime sombra
que alumbran las nubes.

Río de sueños
que me lleva a la deriva.
Atolón de lascivia
en mi mar de corales.
Fuego eterno
de mi dorada aurora.
Tambor del olvido
que late sin pausa
en mi memoria.