“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 5 de mayo de 2011

Cuando llega el alba


Tchin Tchin, 2007 - FRANCINE VAN HOVE

Los labios del aire se abren en la noche
para pronunciar palabras de un lenguaje 
que nunca acabará de nacer.
Se rompen los párpados de la luna
para derramar un río de lágrimas
que corre por nuestros cuerpos desnudos,
como lo hace la luz de la mañana
en los ojos de la nueva aurora.
Bebemos de la fuente del silencio
de la que emergen todos los versos,
y nuestra piel calada de ausencia
se ruboriza en la oscuridad.
Se nos incendia el alma
en la soledad de la madrugada
y nuestros cuerpo se hacen océanos
cuando llega el alba.