“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 3 de mayo de 2010

En mi tierra no hay trenes

Rain, Steam and Speed - The Great Western Railway, 1844 - J. M. W. TURNER

En mi tierra no hay trenes
que serpenteen los caminos
y vayan dejando en el aire
una estela de recuerdos
enredados en el revoloteo
de una bandada de pájaros
que surquen los cuatro vientos.

En mi tierra no hay trenes
que transporten el presente
hasta los confines del espacio
donde crecen las amapolas
en los amarillos campos de trigo
mientras nosotros sentado
abrimos la puerta del futuro.

En mi tierra no hay trenes
que acarreen el agua
por las acequias de la sangre,
ni la tierra indeleble
por los atajos de la piel,
ni el fuego alado
por los surcos de los labios.

En mi tierra no hay trenes
que queden en vía muerta
y dejen pasar la vida
como quien mira detrás
de grandes ventanales
y espera a que germinen
los deseados girasoles.

En mi tierra no hay trenes
que circunden la costa al amanecer
y se empapen con la maresía*
del impetuoso Atlántico
cuando yo atravieso en la noche
los malpaíses* en busca de los surtidores
de lava que nacen en el horizonte.


*Maresía: En Canarias, aire cargado de humedad del mar en las zonas cercanas a la costa.
*Malpaís: Terreno formado por el enfriamiento de lavas viscosas y de aspecto muy rugoso.