“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 5 de agosto de 2008

Siempre entra luz

Ventana con cortinas III, 1987 - MANUEL AMADO

Desesperante es

esta eterna espera,
desesperante es
esperar la eternidad,
cuando sabemos
que ésta se no escapa
entre nuestros dedos.

Desesperante espera,
y, mientras espero, desespero,
y desearía esperar,
como Santa Teresa,
viviendo sin vivir en mi
y tan alta vida espero
que muero porque no muero.

Aunque es desesperante,
como el ser y la nada,
como la espesa nausea,
lo único cierto es
que siempre entra luz
por una rendija
de nuestra alma.