“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 24 de mayo de 2010

Sobre la nada

Dalí levantando la piel del Mediterráneo para mostrar
a Gala el nacimiento de Venus, 1977 – SALVADOR DALÍ

Sobre la nada
se yerguen un sinfín de pieles
vestidas de silencios,
desnudas de lenguajes,
que se adhieren unas a otras
hasta conformar un solo cuerpo.

Son demasiadas las pieles
que caben en un solo cuerpo
a pesar de que la mañana
ya no se vuelva a abrir jamás
entre las sombras de la noche,
aunque el tiempo se desmorone
otra vez sobre un reloj de arena,
por mucho que el cuerpo nazca
entre los restos de pieles muertas.

Sobre la nada
crecen los espejos vírgenes
donde se proyecta la vida en cinemascope
bajo la estela de un futuro sin juventud
que, aunque es del todo imprevisible,
almacena ya todas las estaciones.