“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 24 de mayo de 2010

Sobre la nada

Dalí levantando la piel del Mediterráneo para mostrar
a Gala el nacimiento de Venus, 1977 – SALVADOR DALÍ

Sobre la nada
se yerguen un sinfín de pieles
vestidas de silencios,
desnudas de lenguajes,
que se adhieren unas a otras
hasta conformar un solo cuerpo.

Son demasiadas las pieles
que caben en un solo cuerpo
a pesar de que la mañana
ya no se vuelva a abrir jamás
entre las sombras de la noche,
aunque el tiempo se desmorone
otra vez sobre un reloj de arena,
por mucho que el cuerpo nazca
entre los restos de pieles muertas.

Sobre la nada
crecen los espejos vírgenes
donde se proyecta la vida en cinemascope
bajo la estela de un futuro sin juventud
que, aunque es del todo imprevisible,
almacena ya todas las estaciones.

8 comentarios:

  1. Originalísima y bella descripción de la nada.

    Enhorabuena Noray,

    ResponderEliminar
  2. En la Nada sólo hay existencia biológica, pieles muertas, células que se van reponiendo... hasta que pierden todas sus propiedades.

    Un beso Noray, desde el alma...

    ResponderEliminar
  3. La última estrofa me cautiva especialmente, es tremenda.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. La nada de las vírgenes conquistadas en cada estación de tus versos....

    Que placer leerte poeta..


    Un abrazo
    Saludos fraternos
    Que tengas una semana formidable..

    ResponderEliminar
  5. Así no mas, waoooooooo quedé con la boca abierta

    Que buena alusión con Dali, maravillado de tus letras y de esas imágenes que proyectas.

    ResponderEliminar
  6. Y a pesar de eso, siempre debemos mosrar nuestras mejores "pieles"

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Son demasiadas las pieles que caben en un solo cuerpo.

    Sabes cuando leí eso, me impactó profundamente. Cuántos seres albergamos junto a cada piel que se adhiere. Es una metáfora preciosa, he quedado pensando en ella.
    Un poema maravilloso, me gusta tu estilo y la forma de mirar la vida.

    Un abrazo grande, Anouna

    ResponderEliminar
  8. Me gusta este poema que deja intacta la búsqueda y advierte de que somos un vacío inmenso sometido a la piel.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.