“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 2 de diciembre de 2010

Mi muerte anunciada

Self Portrait, 1889 - VINCENT VAN GOGH


Siempre he caminado por la orilla
en el momento álgido de la bajamar,
persiguiendo cada una de las huellas
que han quedado dormidas en la arena
y deseando encontrar los sueños
que otros han dejado enterrados.

El movimiento del mar
se hace horizonte en mis ojos,
y cada sístole y cada diástole de la marea
no es más que el rumor nocturno
de un vientre oscuro y denso
que habita en el corazón de la isla.

Todo parece estar en calma,
sólo el sonido del silencio
se escucha ahora en la distancia,
y una barcaza alumbrada por la luna
comienza a echar las redes al océano
para recogerlas de nuevo al alba.

No hay nadie más en la playa,
sólo yo con mi sombra negra
diluyéndome sobre las negras aguas.
Ya no queda más signo de vida
sobre estas arenas quemadas,
sólo yo y mi muerte anunciada.