“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 14 de julio de 2009

Desaparecer dentro


Abrazo, EDUARDO NARANJO

Navegamos océanos y mares
sin abandonar jamás
el vértigo de nuestra soledad.
Da igual que la travesía sea serena
o se torne en ruidosas tormentas.
Es lo mismo que echemos las redes
y saquemos cientos de peces,
o que simplemente pesquemos
la estela de una estrella fugaz.

Qué más da que nuestras aguas
sean sólo las blancas sábanas
de este tálamo de piedra.
Qué más da que nuestro trayecto
no tenga principio ni final
si ya es pura eternidad.
Qué más da que el aguacero
nos empape e inunde el alma
si con sólo respirarnos 
nos llegamos a amar.

Da igual no encontrar las palabras
y que los silencios nos ahoguen
en sueños antes de florecer.
Da igual quedarnos ciegos
y no alcanzar a ver el próximo alba
si en esta puesta de sol,
aunque sepamos que es la última,
podemos abrazarnos para siempre
y desaparecer dentro.