“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 31 de enero de 2010

El futuro en un haiku

Pasado, presente y futuro, 1994/95 - YURIYASU MASUDA

Sólo el futuro
sirve para entender
nuestro pasado.

sábado, 30 de enero de 2010

Haiku desde el desierto

Contes barbares, 1902 - PAUL GAUGUIN

Lluvia de abril
sobre tu bello cuerpo,
en mí el desierto.

viernes, 29 de enero de 2010

Dame sólo un instante

Man Entering Room (Reoccurance), 2001 - WADE SCHUMAN

Dame sólo un instante
y regresaré a ti
desde los límites del universo
aunque para ello tenga que romper
este océano de cristal que nos separa.

Dame sólo un instante
y volveré a ti
desde los confines del tiempo,
aunque me desgarre el alma y la piel,
con tal de poderte abrazar.

jueves, 28 de enero de 2010

El canto de un mirlo

L'esquive, 1980 - ISTVÁN SÁNDORFI


Nació plomiza la mañana
y ahora sólo escucho la lluvia
descendiendo tras los cristales,
todo ha quedado en silencio
en este preciso instante
como si el anodino mundo
ya se hubiera cansado
de alumbrar este caos
que me habita en el eco
de los cuatro vientos.

Todo está en calma,
suspendido en una hebra
de aliento siempre contenido
en el presagio de nuevas tormentas
y, de repente, en el mediodía,
reparo en el canto de un mirlo
entre los árboles del jardín,
que me sobresalta el ensueño
como el rumor del océano
en la madrugada.

Agoniza la tarde
y al cerrar mis ojos
vuelvo a oler aquella hojarasca
y a escuchar el sonido
de las dormidas campanas,
y siento caer el fuerte aguacero
por la sombra de mi piel
y me vuelvo a sentir solo,
como aquel veintiocho de enero,
muerto en las pupilas de tu alma.

miércoles, 27 de enero de 2010

Ya te has ido

Amantes 110 - NICOLETTA TOMAS CARAVIA

Cierro mis párpados
en la oscuridad de la noche
y siento tu aliento
enredándose en mi cuerpo
y tus dedos me recorren
cada poro de la piel
hasta tatuar tu nombre
en mi vientre desnudo.

Te siento como te adentras
sigilosa en mis venas
y buceas en mi sangre
hasta alcanzar mis labios
para dejarme un tierno beso
perfumado de amapolas,
y entonces te deseo
y, con las primeras luces del alba...

ya te has ido.

martes, 26 de enero de 2010

El ombligo del mundo


Belly, 2009 - ANTHONY ACKRILL


Gira el mundo
en su diario y monótono movimiento
mientras nosotros permanecemos quietos,
agarrados a nuestras banderas
y a nuestras estúpidas fronteras.
Casi sin darnos cuenta
que símbolos y mapas
sólo son papeles y telas.
Sin querer comprender
que sólo somos un accidente
en el conjunto del universo,
a pesar de que continuemos pensando
que somos el ombligo del mundo. 

lunes, 25 de enero de 2010

Tú me has enseñado a vivir

Nimfa dels nenúfars, 2006 - LLUIS RIBAS

Tú me enseñaste
el lenguaje de las flores.
Me enseñaste a descifrar
la fragancia del jazmín.
Me enseñaste a mirarte
en el espejo del lago helado
donde crecen los nenúfares.
Me enseñaste a soñar y a trepar
por las capuchinas del jardín.

Tú me enseñaste
que en los pétalos
aterciopelados de las rosas,
después del sueño sedante,
transcurre la vida entera.
Me enseñaste a ser dúctil
como el frágil y largo girasol
que busca sin cesar la luz.
Sí, tú me has enseñado a vivir.

domingo, 24 de enero de 2010

Haiku en calma

Blue Ocean IV, 2006 - CLIFFORD SMITH

Sólo el océano
devolverá la calma
a mi interior.

sábado, 23 de enero de 2010

Haiku para soñar

Cattleya Orchid and Three Brazilian Hummingbirds, 1871 - MARTIN JOHNSON HEADE

Para soñar
sólo un rayo de luz
es suficiente.

viernes, 22 de enero de 2010

Nunca hubo tiempo para Haití

Marche de freres, 1997 - RALPH ALLEN

“Y ahora,
solos,
combatidos,
comprendemos que el hombre que somos
es porque otros han sido.”

“Nada permanece tanto como el llanto", JACQUES VIAU RENAUD

Demasiado tiempo sin estrellas,
sin que nazca de nuevo el sol cada día,
sobreviviendo entre amaneceres de luces muertas
y soledades negras que amamantan la miseria.

Nunca hubo tiempo para Haití,
otros lo asesinaron mucho antes de nacer
con las manos llenas de sangre
antes que dejar florecer la libertad.

Ya no hay más tiempo,
Haití yace entre gritos de silencios
en este cruel reloj de muerte
que arrasa la nueva vida.

No hay tiempo para dioses
de justicia e igualdad
que ya han desaparecido, y sin avisar,
de los sueños de esta tierra.

Ahora, sólo queda el ser humano
sin más fronteras
que las líneas de su soledad,
sin otra bandera
que el cuerpo de su sudario,
sin más tiempo
que la sangre de su llanto.

jueves, 21 de enero de 2010

Claroscuro


Two Men in Fog, 1958 - FRED HERZOG


Tú eras mi radiante luz
y yo tu ardiente sombra
en el horizonte del mediodía.

Tu luz era tan blanca
que cegaba mi retina
cuando te contemplaba.

Mi sombra era tan densa
que era capaz de abrazar
y abrigar tu desnudo aliento.

Ahora sólo soy ya como el claroscuro
que va disolviéndose lentamente
entre la fragilidad de tu niebla.

miércoles, 20 de enero de 2010

En guerra conmigo mismo

El hombre de hierro, 2007 – DARÍO ZANA

Si un suspiro se me clavara en el pecho
en el instante que levanto mis ojos al cielo
para contemplar la belleza del nuevo día
sin más pretensión que saciarme de luz
y que circule por mis venas la alegría,

si en un certero abrir y cerrar de ojos
se detuviera toda esta inmundicia
que crece a nuestro alrededor
y que mantiene al ser humano
condenado a su propia angustia,

si ese aire me hinchara los pulmones
y respirar me diera el valor suficiente
para salir de esta plácida trinchera
y tomar el fusil para plantarle cara
a la rosa de los vientos,

si me sintiera decidido y capaz
de entrar en guerra conmigo mismo
aunque el campo de batalla
me convirtiera en un atroz desierto,
entonces, sería un hombre feliz.

martes, 19 de enero de 2010

Siempre deseé morir al alba

Projection memory desire, 2002 - JENNIFER PRESANT

Siempre deseé morir al alba,
cuando la primera luz del sol
ilumina el horizonte entero
y las campanas de cristal
silban en la brisa de la mañana.

Siempre deseé morir al alba,
cuando el aire huele a perfume de canela
y a fragancia de rosas todavía vírgenes
que se deshojan en los eternos jardines
donde crece el árbol de la felicidad.

Siempre deseé morir al alba,
con las luces de las últimas estrellas
resplandeciendo en mi mirada
mientras mi cuerpo se eclipsaba
en el espejo transparente de tu alma.

lunes, 18 de enero de 2010

Cuando dejamos de soñar

Funeral for a dream, 2002 - ANTHONY ACKRILL

“és en els somnis
on les ombres deixen de ser-ho
per engalanar-se de versos
en el cor dels que somien”

El Somni, MARÍA VARU


Es en esos días y noches,
incluso en esas vidas
y muertes enteras,
cuando por alguna razón
dejamos de soñar
y nos convertimos
en humo que vaga
entre las sombras
de la madrugada
buscando ese verso
que no cesa de latir
en el trémulo aliento
de nuestra piel.

Buscamos con tesón
aguzar nuestro oído
para sentir el canto
tierno del ruiseñor
y acariciar el colibrí
de mil y un colores,
que ha hecho el nido
en las colmenas de la sangre,
y casi no nos damos cuenta
que sólo es en los sueños
donde las sombras dejan de serlo
para engalanarse de versos
en el corazón de los que sueñan.



Versos en cursiva: traducción de los versos de María Varu.

domingo, 17 de enero de 2010

Haiku dormido

Sleeping Figure, 1959 - FRANCIS BACON

Duerme mi voz.
Mis ojos se secaron
en tu desierto.

sábado, 16 de enero de 2010

Tu obra hierve, la muerte ruge

Head III, 1961 – FRANCIS BACON


*“ton oeuvre bout, la mort gronde”

ARTHUR RIMBAUD


Ton oeuvre bout, la mort gronde,
ya lo escribió el gran Rimbaud.
Y desde entonces el cosmos
sigue hirviendo en el caos de la razón
y la impávida muerte continúa rugiendo
en el cerebro y en el corazón del poeta
que termina desgarrándose el vientre
y en el vértigo de la noche,
entre luces y sombras,
alumbra la poesía.





* "tu obra hierve, la muerte ruge”
L'orgie parisienne ou Paris se repeuple, ARTHUR RIMBAUD

viernes, 15 de enero de 2010

Un efímero beso

The Kiss, 1927 - MAX ERNST

Basta un gesto,
un pensamiento,
un solo suspiro,
una tierna mirada,
una delicada palabra,
una sola caricia,
un cómplice silencio,
un efímero beso,
para sentirse vivo
y convertirse en oasis
en mitad del desierto.

jueves, 14 de enero de 2010

Quién pudiera soñar


Leigh on a Green Sofa, 1993 - LUCIAN FREUD


Quién pudiera volver atrás

y regresar al instante mismo
donde no había nacido el lenguaje,
retornar a la noche de los silencios
donde el sonido duerme entre amapolas de cristal.

Quién pudiera caminar
por los mismos pasos y las mismas huellas,
para desgajar la luz de la noche
con ávidas caricias de fuego
y llenar de azucenas el amanecer.

Quién pudiera soñar
dentro de infinitos sueños,
sin tener más realidad que la voz
sobre tus labios todavía desnudos,
y dejar mi verso refugiado en tu vientre.

miércoles, 13 de enero de 2010

Me siento que estoy muriendo

End of the Line, 1953 - FRANCIS BACON

Me siento que estoy muriendo,
creciendo tras este muro de palabras
que sólo huelen a ausencia y olvido.

Me siento que estoy muriendo,
viviendo en esta noche
que no deja echar raíces
a este sueño de estrellas.

Me siento que estoy muriendo,
sumergiéndome en el abismo de mi espejo
para encontrar el sendero de la libertad.

Me siento que estoy muriendo,
muriendo esta muerte
que corre en mi sangre,
convirtiéndome en bruno silencio.

Me siento que estoy muriendo,
preso en esta piel, aún así, confieso
que vale la pena seguir viviendo.

martes, 12 de enero de 2010

Mi mar

Mar de hielo, 1823/24 - CASPAR DAVID FRIEDRICH

Mi mar es profundo,
es un inmenso océano
donde crecen sin piedad
las hidras de mis silencios
que surgen en el vértice
de tu cálida y sincera voz.

Mi mar es el ser o no ser
de un Hamlet que agoniza
entre la perpetua duda,
es la puerta de la muerte
abierta en las heridas
de mis yertas manos.

Mi mar es oscuro y denso
cuando acecha la noche
y un haz de luz de luna
cicatriza las soledades
que se pasean por el jardín
de mis pensamientos

Mi mar es un arrecife
de rosas de espinas
que desgarran entre el hielo
las raíces de mi corazón,
haciéndome desangrar
y perder la razón.

lunes, 11 de enero de 2010

Dime

Prometeo (Yo te doy el fuego), 2008 - JOAN SASGAR

Dime que este fuego
ya no es fuego,
dime que es sólo agua
que corre por ríos y acequias
camino del océano.

Dime que este fuego
ya no es fuego,
dime que es sólo ceniza
que fluye por mis venas y arterias
hacia tu corazón.