“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 9 de octubre de 2008

Como Prometeo

Prometeo, 1630 - JOSÉ DE RIBERA


En el filo
del útero vacío
se fragua una espiral
de eternos silencios
que huelen a sangre,
a reseca cárcel
y a duelo.

Herido en mi orgullo,
regreso como un ciclón
al envés de las hojas
húmedas y enrojecidas
y, como una fiera centella,
muero encendido en la cólera
de las fauces de la luna.

Tan sólo el brazo incandescente
del inmenso océano
me sostiene, como Prometeo,
a las cadenas del abismo
con un frío glacial
donde reverdece el semen
en un estambre de fuego.