“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 30 de junio de 2010

Mi catedral de sueños

Couple riding, 1906 - WASSILY KANDINSKY

Te he soñado siempre
tan delicada y frágil
como el cristal de la medianoche.

Te he imaginado pura,
siendo aire de mi aire,
fluyendo en mi propia sangre.

Te he pensado tanto
que te has convertido en vidriera
de mi catedral de sueños.

martes, 29 de junio de 2010

Jacintos adormecidos


Orilla del mar, 1996 - MIRÓ MAINOU

Entre vigilia y sueño
se eclipsa un mar de amapolas
que nos balancea en el silencio
como dos barcas a la deriva.
Es tan necesario este sueño
que la inmensidad del océano
penetra por los poros de la piel
y se desnuda en nuestras retinas.

Ya no nos habita la mar,
sólo somos errantes orillas
que navegan en la fugacidad
de un deseo contenido.
Somos jacintos adormecidos
sobre este verso sin germinar
que se alumbrará en jardín florido
en el vientre de nuestras manos.

lunes, 28 de junio de 2010

Basta una sola palabra

Libertad de espíritu ,1948 – RENÉ MAGRITTE

Sólo basta una palabra tuya
para volver a romper mi silencio
y regresar a ser la noche ardiente
en tu aurora florecida.

Basta una sola palabra
para quebrantar mi largo exilio
y retornar, aunque sea por última vez,
a la fértil morada de tu pecho.

domingo, 27 de junio de 2010

Futuro de un haiku

Shadows, 2008 - RICHARD SCHUR

Siempre en pasado
la sombra que me habita.
Tú, mi futuro.

sábado, 26 de junio de 2010

Pronuncio tu nombre


The woman and the roses, 1929 - MARC CHAGALL



Escribo tu nombre

al derramarse la medianoche,
cuando te desnudas en mi retina
y mis labios sedientos
beben de la fuente de tu boca.
Pronuncio tu nombre una vez más
al tocar tu cuerpo con mis manos
en la soledad del alba.

viernes, 25 de junio de 2010

Roto en la medianoche


George Dyer hablando (detalle), 1966 – FRANCIS BACON


“No quiero un lugar que me sirva de tumba,
quiero un lugar para vivir y maldecirlo si quiero.”

MAHMUD DARWISH


Nada me impedirá buscarme
entre las escorias del lenguaje
al morir la madrugada,
ni ser pasto de la nausea
cuando deje de salir el sol.
Nada me ata a este sepulcro
para ahogarme esta noche
en la más feroz vigilia
e inmolarme en el silencio
de esta fría ginebra.
Nada me sujeta a este cuerpo
roto en la medianoche,
ni tan siquiera me detiene ya
este cúmulo de cenizas.

jueves, 24 de junio de 2010

Ya te estoy esperando


Florero con amapolas rojas, 1886 – VINCENT VAN GOGH

Ya sé que entonces
el aire no olerá a almendros.
Sé que no florecerán los cerezos
de nuestro jardín de sueños,
aunque nosotros sembremos
al llegar cada anochecer
los senderos de este océano
que nos une y nos separa.
Sé que quizás es una ilusión,
una simple posibilidad,
acaso una tierna quimera,
pero es tan hermoso sentirlo,
esperarlo, creerlo, soñarlo contigo
cuando las luces del mundo
se apagan en la soledad de la noche.
Sé que ese momento está distante aún
y sin embargo puedo tocar tu nombre,
tu piel con la punta de los dedos,
y con una flor entre mis labios
ya te estoy esperando.

miércoles, 23 de junio de 2010

Palabra desahuciada


Head (Man in Blue), 1961 - FRANCIS BACON

No hay silencio más atroz
que la afonía del olvido
en un amanecer sin luz 
o en una vasta noche sin luna.

No hay silencio más cruel
que el crujido de las pieles,
cuando se escarchan de soledad
entre los témpanos de sábanas vacías.

No hay silencio más brutal
ni diálogo más violento
que una palabra desahuciada
a las puertas de tu sexo.

martes, 22 de junio de 2010

En el espejo de mi boca


Dánae, 1907 – GUSTAV KLIMT

Esbozo tu etérea sombra
en el espejo de mi boca
e imagino que te tengo entera,
sin nada que te ate a ti, aquí, a mi lado.
Te pienso en la medianoche
y en la madrugada aún sin florecer,
te siento en el cenit del mediodía
y cuando el día comienza a eclipsarse
cierro mis oscuros ojos y percibo tu luz,
iluminando la umbría tarde de mi retina,
y logro asirte entre mis dos brazos
para recorrer tu piel de aire desnuda.
Te dibujo y te modelo con mis manos,
doy forma a tu pecho como nidos de pájaros
y tu vientre se germina de arcilla
y nace el sueño cuando ya eres real,
hasta que de nuevo tu ausencia
se hace frío aliento entre mis labios.

lunes, 21 de junio de 2010

Las calles no tienen espejos

Portrait of Isabel Rawsthorne standing in a street in Soho, 1967 – FRANCIS BACON


“La agonía puede matar
o puede sustentar la vida”

Abraza la oscuridad, CHARLES BUKOWSKI


Las aceras de las ciudades
siempre están vacías
a esta hora de la mañana
y está comenzado a llover.

El alumbrado de la calle
empieza ya a apagarse
y sólo ilumina la sombra
de un ser desolado,
vagando sin más destino
que cruzar la agonía
de su propio vértigo.

Las calles no tienen espejos
para descubrir los cuerpos
y encontrarse a solas,
aunque se devaste la piel
cara a cara con el silencio.

Las calles no tienen voces,
ni palabras, ni lenguajes
que suturen las heridas
de esa sombra que vaga solitaria
desangrándose junto a los edificios
en los que parece haber vida.

domingo, 20 de junio de 2010

Amapolas para otro haiku

Dreamscape with red poppy, 2005 - DAN GRIGGS

Mi sueño herido.
Un río de amapolas
sobre tu vientre.

sábado, 19 de junio de 2010

La fragilitat del no-res

Anzuelos, 2009 - TONI BATLLES

Res és tan fràgil
com un silenci
en la nit fosca,
res és tan fràgil
com una paraula
trencada a l'alba,
res és tan fràgil
com la fragilitat
del no-res.



A propósito de mi poema La noche es frágil
y del poema
Res és tant fràgil de EL PES DE LA PARAULA


LA FRAGILIDAD DE LA NADA
Nada es tan frágil
como un silencio
en la oscuridad,
nada es tan frágil
como una palabra
rota al alba,
nada es tan frágil
como la fragilidad
de la nada.

viernes, 18 de junio de 2010

Sobre tu pared blanca (A José Saramago)

Doubt - DAVID COBLEY


"Vivimos observando sombras que se mueven
y creemos que eso es la realidad"

La Caverna, JOSÉ SARAMAGO


No tengo más imagen
que la que me habita dentro,
en la oscuridad de mi sombra
sobre tu pared blanca e intangible.

Miro en todos los espejos
y no descubro mi propio reflejo.
Sólo soy como la niebla frágil,
aire que sin viento va a la deriva.

jueves, 17 de junio de 2010

Silencio enamorado

L'amore nella vita (panel derecho), 1901/04 – GIUSEPPE PELLIZA DA VOLPEDO

En tu vientre enterraré mis versos
para fraguar en ti los sueños,
hasta que germine algún día
este callado silencio enamorado
que late y arde en el pecho,
como una pira que con el tiempo
va creciendo e incinerando mi cuerpo
hasta reducir a cenizas mi propia existencia.

miércoles, 16 de junio de 2010

La noche es frágil


Fragile Hero II, - DAVID COBLEY

La noche es frágil,
como una arteria rota
que va desangrándose
hasta dejarme muerto.
Frágil como tus labios
encendiendo de pasión
el alfeizar de mi ventana.
Frágil como tu imagen
desnudándose en el espejo
que late en mi memoria.
Tan frágil como el ayer.
Frágil como este amanecer.
Tan frágil como el mañana.

martes, 15 de junio de 2010

Soplo de viento

Rumor del viento, 1981 - ALBERT RÁFOLS CASAMADA


“Todos vamos hacia donde sale el sol,
aunque tú y yo nos separamos ya a la llegada de la luna.”

MARIO MARTÍNEZ


Esta será la última puesta de sol
que podrán ver nuestros ojos.
Después marcharemos errantes
hacia la larga planicie de la nada,
allá donde la primera luna florecida
se envuelve con sombras de escarchas.

Estamos eternamente condenados
a tatuarnos la piel desnuda
y a reflejar nuestro inmenso vacío
en el envés de un espejo coagulado.
A partir de ahora seremos un soplo de viento,
sólo un cristal de salitre en la noche oscura.

lunes, 14 de junio de 2010

Nadie


Estudio de George Dyer frente al espejo (detalle), 1968 - FRANCIS BACON

No queda tiempo para nadie,
ni nadie tejerá un nuevo sueño bajo la luna.
Nadie volverá a amar jamás sobre la hierba
de cualquier parque de esta ciudad.
Nadie verá más bandadas de pájaros
volando libremente en el cielo azul.
Nadie se abrigará en el regazo de su amante
para juntos ver pasar el invierno.
Nadie se reflejará nunca más en los espejos
que circundan las galerías de la soledad.
Ya no aguarda nadie, absolutamente nadie,
ni nadie espera ya entre los muertos.

domingo, 13 de junio de 2010

Haiku de agua y sangre

Pilates last decision - PAUL LISAK

Sí, como el agua
en manos de Pilatos,
también soy sangre.

sábado, 12 de junio de 2010

Ven y quédate

Sur la mer calmée, 2002 - FRANCINE VAN HOVE

Ven y quédate sobre mi pecho,
siente ardiendo mi corazón
conforme te adentras en el sueño.

Ven y quédate la vida entera,
encendiendo la fragua de los deseos
hasta que seamos un solo cuerpo.

viernes, 11 de junio de 2010

Es medianoche ya



Portrait of Juan Gris, 1915 - AMEDEO MODIGLIANI*

Es viernes en la medianoche
y el reloj del estudio se desespera
mientras otra hoja muere en blanco.
¿Acaso se puede pintar la muerte
de forma más absurda que en color blanco?

Son demasiadas ideas y palabras
las que yerran por mis arterias
en busca del oxígeno necesario.
Demasiados silencios los que se desnudan
sumergidos en el hielo de este gin tonic.

No sé si al otro lado de la noche
habitará alguien para encenderme,
para prender todo el magma preciso
que sea capaz de licuar la gélida escarcha
hasta convertirla en crepúsculo de agua.

Es medianoche en mi cerebro,
mis dedos sufren una extraño entumecimiento
y mi corazón ha dejado de latir hace una eternidad
en la Brasserie Lipp de Saint-Germain-des-Prés
o sobre las interminables aceras de cualquier otra calle de París.

Entre las sombras de todos los espejos olvidados de la nada
se asoman, desde Montparnasse, Sartre y Simone de Beauvoir,
al tiempo que Yves Montand sigue cantando Les feuilles mortes
para Simone Signoret en el Cementerio de Père-Lachaise
bajo la inmortal mirada de la Callas y Chopin.

Es medianoche ya, aunque podría ser de madrugada,
mi voz se oscurece entre la luces transparentes
de este fría y ancha copa de Bombay Sapphire,
mientras termino de leer El Siglo de Sartre, de Bernard-Henri Lévy,
y repito con él la última frase: “este viejo era nuestro joven”.


* Amedeo Modigliani también está enterrado en el Cementerio de Père-Lachaise.

jueves, 10 de junio de 2010

El sonido de tu nombre


Estero, 2007 - CLAUDIA GALLEGOS

He visto volar miles de palomas
rumbo al mar de los silencios,
llevando sobre las alas
un caleidoscopio de palabras.
He vuelto a ver salir el sol
entre las nubes y la luna,
aunque me asfixie el tiempo
y me ciegue la mirada.

He visto aparecer en el azul
un sinfín de vencejos
que revolotean sin cesar
entre la yema de tus dedos.
He escuchado una vez más
el sonido de tu nombre
deslizándose entre los labios
hasta disolverse en mi garganta.