“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 19 de enero de 2009

Enmudece el eco

El Eco, 1999 – PÉREZ CELIS

Se quiebran en la madrugada
los silencios de acero
y se alza el humo,
de mil plegarias vacías
en los ídolos de barro
y en la profundidad del océano.

Sólo busco palabras
que se forjan cada noche
en las huellas de tu fuego,
y corren por mis venas
como flores de pecados
y racimos de blasfemias.

Me miro en el silencio
de este húmedo desierto,
cubierto de nieve perpetua,
y sólo encuentro el túnel
donde crecen las raíces
de tu vientre desnudo.

Y de nuevo,
se estremece mi alma,
me inmolo en tu sangre,
encallo en el mar de tus sueños,
el silencio se hace escarcha
y enmudece el eco.