“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Vanos ciegos



Día y Noche, 1941/42 - MAX ERNST

Ya no relumbran estos vitrales
como aquellos de Piazza San Marco.
Hoy se han convertido en vanos ciegos
a los que se asoman mis manos cada día.

Las mariposas continúan volando libres
y sólo reposan para libar en el corazón
débil y descarnado de las amapolas,
quebrando así su infinita fragilidad.

Apenas se deja ver la luz del sol
en este amanecer entre el mar de nubes.
Nace otra mañana quieta y plomiza,
que volverá a morir una vez más
en la cima de mis labios.

Mientras tanto, tú
te eternizas bella, pura, blanca
como La Pietà,
y yo, desafiante
como Il Mosé
de Michelangelo.