“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Vanos ciegos



Día y Noche, 1941/42 - MAX ERNST

Ya no relumbran estos vitrales
como aquellos de Piazza San Marco.
Hoy se han convertido en vanos ciegos
a los que se asoman mis manos cada día.

Las mariposas continúan volando libres
y sólo reposan para libar en el corazón
débil y descarnado de las amapolas,
quebrando así su infinita fragilidad.

Apenas se deja ver la luz del sol
en este amanecer entre el mar de nubes.
Nace otra mañana quieta y plomiza,
que volverá a morir una vez más
en la cima de mis labios.

Mientras tanto, tú
te eternizas bella, pura, blanca
como La Pietà,
y yo, desafiante
como Il Mosé
de Michelangelo.

13 comentarios:

  1. Tus palabras son como pincel
    que nos pintan los colores
    del alma o cincel que esculpen
    como el propio Miguel Angel.

    Besiños

    ResponderEliminar
  2. Excelente poema el que nos acercas.
    Todo un placer visitar tu epacio.
    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bravo Poeta, por los maestros que te visitan en tus versos.. acompañando al Maestro de la poesía.

    Es un placer acercarme a tu blog..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  4. Grande y bello poema!!!



    Un abrazo Noray.

    ResponderEliminar
  5. Preciosos versos.
    Estoy subiendo un video que acabo de hacer con mis saluditos a todos, por cierto que si no te nombré fue por atolondramiento, no por olvido.
    Besos mi poeta

    ResponderEliminar
  6. Siempre es un placer adentrarme en tus versos. Gracias

    ResponderEliminar
  7. Hermosísimo!!! pura poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Alusion a maravillosas obras de arte en tu poema, excelente, como siempre.

    Un abrazo, y mi admiraci´on.

    ResponderEliminar
  9. Sin embargo tus versos.. siguen relumbrando, cada día.. si cabe decirlo.. con más luz y más resplandecientes..

    Qué bonito final.. qué bella la imagen de la Piedad.. que preciosidad.. tu estampa como el Moisés de Michelangelo.

    Me estremecen tus palabras.
    Me haces bien al alma.

    Te abrazo...........

    ResponderEliminar
  10. Hola, Noray; otra vez amarrado a tus bellos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Enigmatico cuadro...y bello poema...

    ¡El Moises¡..creo que era el propio Miguel Angel...

    Besos

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.