“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 17 de octubre de 2008

El Ángel Exterminador

El ángel de la muerte, 1947 - LOUIS CATTIAUX



“Estuve muerto, pero ya estoy vivo
por los siglos de los siglos;
y tengo las llaves de la muerte y del abismo”

APOCALIPSIS 1,18


Vuelve el ángel exterminador
con su espada de fuego
descarnada e incandescente,
derramando la inclemente justicia
y rebosante de sed y hambre.
Llega flotando en el recodo
de un bostezo,
con olor a flores de muerto
y abandonando el letargo del paraíso.

Una legión de bestias negras
se agolpan sobre su razón
de etéreo y falso profeta,
que va dejando viudas
las ilusiones de futuro.
Por los siglos de los siglos
vivió condenado en la diáspora,
refugiándose en el elixir de la jungla
en las colmenas infernales.

Hoy regresa con nuevos bríos,
henchido de maduros racimos
de muerte, silencio y sangre,
para dar término inexorablemente
al último y definitivo combate.