“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 30 de noviembre de 2009

Quédate

Tempus Fugit, 1995 - RALPH HEIMANS

Quédate,
aunque el aguacero
nos hunda en el vértigo
y no podamos cumplir los sueños,
aunque las palabras se extingan
en este tiempo de silencio.

Quédate en mi piel
hasta que la tormenta pase
y vuelva a salir el sol,
hasta que de nuevo la luna
regrese a la estela de mi cama
y quebrante este vacío.

Quédate,
simplemente quédate
aquí, a mi lado,
acariciando tu cuerpo
con mis manos,
aunque el tiempo se haya ido.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Aurora de un haiku

Autorretrato, 1970 - CLAUDIO BRAVO

La nueva aurora
sólo hará de mi verso
palabra viva.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Donde crece la ausencia


Autorretrato con desasosiego interior, 1919 - Edvard Munch


Allí los inviernos son transparentes
y las largas noches no tienen más lunas
que unos labios muertos
sobre mi cama vacía.

Allí la lluvia se hace escarcha
en el fuego de tu vientre,
mientras la memoria tiembla
en el pentagrama del silencio
y se hace arteria que late
al compás del olvido.

Allí los inviernos se hacen perpetuos,
y los campos de amapolas
se quiebran como el cristal
en los interminables páramos
donde crece la ausencia. 

viernes, 27 de noviembre de 2009

Aliento de vida y puerta a la esperanza.

Sin título, 2007 – MOHAMED MOULUD

A Aminetu Haidar,
que su lucha sea para el pueblo saharaui
aliento de vida y puerta a la esperanza.

Arena y sol,
sed y olvido...
aliento de vida
y puerta a la esperanza.

Ya no se escuchan tambores
ni huele a seca pólvora
en la estéril hammada,
sólo existe cruel abandono
en medio de la nada.

Dolor y llanto,
sal y viento...
aliento de vida
y puerta a la esperanza.

Desierto y dunas
tejiendo sueños
hasta el infinito
aunque ya en los ojos
no riele la luna.

Abismo y tiempo,
soledad y silencio...
aliento de vida
y puerta a la esperanza.

Hoy empuño mi palabra
como fusil viejo
y disparo certero
a los cuatro vientos
flores de libertad.

Estrellas y memoria,
destierro y patria...
aliento de vida
y puerta a la esperanza.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Pienso en ti

Colombine, 2002 - FRANCINE VAN HOVE

Pienso en ti
al llegar la noche
y descubrir la silueta
de la mágica luna
dibujada en mi cama.

Pienso en ti
cuando las estrellas
se funden e iluminan
con su cálida luz
la soledad de mi alma.

Pienso en ti
cada mañana
al despuntar el alba
y abrirse de nuevo
otra nueva jornada.

Pienso en ti
en el mediodía
cuando el sol radiante
incendia las flores
y las llena de vida.

Pienso en ti
a cada instante,
la tarde avanza
y las sombras grises
comienzan a llegar.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Vanos ciegos



Día y Noche, 1941/42 - MAX ERNST

Ya no relumbran estos vitrales
como aquellos de Piazza San Marco.
Hoy se han convertido en vanos ciegos
a los que se asoman mis manos cada día.

Las mariposas continúan volando libres
y sólo reposan para libar en el corazón
débil y descarnado de las amapolas,
quebrando así su infinita fragilidad.

Apenas se deja ver la luz del sol
en este amanecer entre el mar de nubes.
Nace otra mañana quieta y plomiza,
que volverá a morir una vez más
en la cima de mis labios.

Mientras tanto, tú
te eternizas bella, pura, blanca
como La Pietà,
y yo, desafiante
como Il Mosé
de Michelangelo.

martes, 24 de noviembre de 2009

No encontré nada


Eclipse of the sunflower, 1945 - PAUL NASH

Buscaba el mar
en las calles de Madrid
aquel atardecer de septiembre.
Buscaba la lluvia
en las aceras de la madrugada.
Te buscaba a ti
y no encontré nada.

Buscaba el viento
en aquella estación de metro.
Buscaba la escarcha
al llegar el alba
junto a la ventana.
Me buscaba a mí
y no encontré nada.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Llueve afuera


Esperando la lluvia, 2005 – RENÉ GÓMEZ OME


Llueve afuera.
Huele a tierra mojada,
el vaho empaña
los cristales de la ventana.
Me siento árido desierto
en medio de la nada.

Sueñan las palabras,
regresa el silencio
en esta noche calma.
Nace el recuerdo
en la fuente de mis deseos.
Agoniza la piel
en tus brazos.

El recio aguacero
rompe la raíz del espejo.
Llueve afuera
un diluvio eterno
y yo aquí, indiferente,
esperando dentro.