“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 24 de noviembre de 2008

Cuando llegue el Invierno

Desnudo, 1951 - RICARDO MACARRÓN 

Sólo necesito la luz
de una luciérnaga junto a mi cama
y el vuelo de las alondras
sobre tu almohada.

Cuando llegue el Invierno
te habré hecho un lucero
de fuego azul encendido
con las caricias de mis dedos.

Y si acaso me demoro
en la tempestad del océano,
por dura que sea la singladura,
no dudes que arribaré a tu puerto

Me entregaré a ti
y en un instante eterno
ya no seré mi sombra
porque viviré dentro de tu cuerpo.

Cuando llegue el Invierno
el frío no te helará más por dentro
y no te quebrarás ya en soledad
porque yo te estaré queriendo.

21 comentarios:

  1. y ese instante será eterno...

    hermosa entrega mi querido Noray

    Un beso fugaz*

    ResponderEliminar
  2. Un poema precioso, Noray. Me encanta el toque marinero de tus versos.

    Un beso.


    Soledad.

    ResponderEliminar
  3. Cuando llegue el invierno seré manta sobre tu pecho vestida para arroparte el alma cuando mi ausencia sea tu compañía.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  4. Bello poema noray poeta, como todos los días nos los entregas...

    saludos con el abrazo de siempre...

    ResponderEliminar
  5. Preciosa calidez invernal Noray.

    Un placer leerte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Tú....Tú Noray

    naciste para amar,

    enamorado de estrellas,

    cielo y mar...

    Las luciérnagas te claman

    y te crecen luceros,

    y la poesía te llama...

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  7. tu poesía me hace recordar que necesito a alguien para que caliente mi cama este invierno o voy a pasar mucho frío jejeje. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Es hermoso esperar en un pùerto a un ser maravilloso que nos proteja del frio.. de ese frío que se cuela en lo mas profundo del alma!!! Hermosos versos NORAY.. hermosos sentimientos!!! Besos llenos de luz para tu dia!!!

    ResponderEliminar
  9. Cuando llegue el invierno... que bonita forma que describir la llegada de lo que se espera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola que tal se anda!!!

    Doy por echo que muy bien.

    Paso a saludarte y desearte una feliz semana con paz y armonía en compañía de los tuyos.

    Y yo por donde me vine me vuelvo al no ser bien recibida, siento el haberte robado un poco de tu precioso tiempo y yo no se lo entregar a quien por seguro lo estima mucho más, mi presencia en sus casas.

    Recibe un cordial saludo de esta que estuvo frecuentando tu morada particular.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  11. Seguro que tus palabras,
    son el mejor calor del invierno...

    ResponderEliminar
  12. antes de que llegue el invierno
    afilaremos las lunas que nos quedan.
    tejeremos mil madrugadas
    con las hebras de estos versos..
    y cuando nos sorprenda el frío
    en la noche oscura
    y tiriten con miedo nuestros cuerpos..

    nos abrazaremos en silencio,

    nuestro calor derretirá con fuego
    su manto blanco de hielo..
    y soñaremos bajo la lluvia
    de mil gotas de rocío
    que bañarán de estrellas y aguacero
    cada amanecer.

    MUA

    ResponderEliminar
  13. Cuando llegue mi invierno quisiera encontrarme con tus cálidas palabras.
    Tal vez así me guste el invierno.
    Un abrazo de luz para ti, poeta.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  14. Tendré que esperar mucho tiempo, pues en estas latitudes falta para la llegada del invierno...
    Pero hermoso poema...como siempre...
    Un abrazo primaveral del sur!

    ResponderEliminar
  15. Ese invierno tiene una apariencia espléndida.

    Que lo disfruteis.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Cuando llegue el invierno...yo te daré cobijo en mi regazo....

    Bello poema.

    Saludos desde el Bierzo.

    Buscad la belleza

    ResponderEliminar
  17. Poeta, que placer enorme leerte!
    Me voy totalmente abrigada con la calidez de tus lindas palabras...
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  18. Me emociona tanto leerte que aveces solo puedo llorar.
    te quiero

    ResponderEliminar
  19. A todas y a todos

    Cuando llegue el invierno
    nos cubriremos con un manto
    de estrellas y luceros
    bordado en tu poesía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Dios mio, es tan hermoso, llegar a ser un solo cuerpo.
    Tu mirándote en ella y ella en ti.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.