“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 11 de junio de 2008

Tálamo de ausencia

Manao tupapau, 1892 – PAUL GAUGUIN

El tálamo es la patria,


donde murió el amor,


donde el desamor
sólo es un firmamento
en la soledad eterna.


El tálamo es la patria,


donde el silencio
siempre se torna ausencia.

14 comentarios:

  1. en mi tálamo la ausencia se torna descanso libre de ruidos y silencios... un tiempo muerto

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuantos tálamos

    tumbas de amores

    recinto de desamor

    conjuro de ausencias

    sin patria,

    bendito sea el tálamo

    que desarraiga

    hiere y mata el amor

    si al fin te inspira hoy

    dejándonos en un páramo

    contemplando tu creación!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  3. El tálamo también es donde se asienta la flor de la música que escoges para tu blog. Hoy he dejado que fuera la banda sonora de mi mañana y no puedo más que darte las gracias. También por tus poemas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El tálamo es donde reposan las flores, tu poesía, tu blog...

    El tálamo es la presencia de la sinfonía en medio de un anochecer...

    El tálamo es la magia inconfundible de una noche estrellada...

    El tálamo es el universo de cada uno...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Breve post, pero de gran calidad...
    Volveré me resulta grato leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Que fuerte y que bueno.

    Me gusta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Camille

    ¡Qué gran suerte que puedas detener el tiempo!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Mía

    ¡Es que tu páramo es demasiado bello!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Jose

    Es un placer haber sido la banda sonora de tu mañana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. María

    El tálamo es el universo de cada uno... y yo estoy infinitamente feliz de que hayas vuelto con renovados bríos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Amapola

    Gracias por amarrar de nuevo en mi noray. Espero que disfrutes con las vistas de mi puerto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Torosalvaje

    Gracias... ¿Realmente lo crees?

    ResponderEliminar
  13. El silencio y la ausencia, dos hermanas gemelas que acompañan siempre al desamor.
    Aparte de ti dicho cáliz, amigo mío.
    Entre los bellos cuadros que nos enseñas y los versos tan espléndidos que nos regalas, hoy me iré con una gran sonrisa a la cama.
    Que te vaya bonito, Noray.

    ResponderEliminar
  14. Alatriste

    A veces,
    el silencio
    y la ausencia
    son la razón
    del amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.