“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 21 de junio de 2008

Parto de versos

Crepúsculo matutino o un nuevo día, 1956 - LUIS MANUEL PASTOR

Siempre me encuentras
dispuesto a darte
una caricia,
un gesto,
una sonrisa,
una mirada
una palabra,
una estrella escarlata,
un mar de lágrimas,
un silencio de escarcha,
un beso en la niebla,
una luna de plata.

Siempre te encuentro,
y la noche,
la madrugada,
la aurora,
el amanecer,
el alba,
es un parto de versos
que, cuando se alumbra
la mañana,
sólo son versos
del pasado
escritos en el diapasón
de mi memoria.

10 comentarios:

  1. la noche: cuando la palabra pretende atrapar la esencia de la caricia


    excelente, amigo

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y siempre será así, nadie puedo resistirse a una luna de plata, ni a la inmensidad de tus palabras.


    Besos van.


    MaLena.

    ResponderEliminar
  3. HERMOSO POEMA¡¡

    SALUDOS¡

    ESTAR CON MI PAREJA A LA LUZ DE LA LUNA ES LO MAS HERMOSO QUE DISFRUTAMOS LOS DOS¡

    ResponderEliminar
  4. qué bonita...

    Noray, tú siempre con esa disposición tan bella para amar...

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué precioso poema y qué título bellísimo... Me hubiera encantado idearlo yo para una de mis prosas en vertical.

    Enhorabuena, amigo.

    Besos recién paridos,

    B.

    ResponderEliminar
  6. "Un parto de versos".
    Nunca había leído un verso que expresara de tal forma algo que muchos llaman "inspiración".
    La noche suele ser amiga de quienes escriben.
    Te felicito por escribir poesía y, además, por hacer bien.
    Además, te invito a visitar mi blog.
    Saludos,
    Pablo

    ResponderEliminar
  7. Siempre estás así... dispuesto y bellamente dulce...
    mil besos

    ResponderEliminar
  8. Tu capacidad de dar es lo que te hace grande. Así que confío en que haya más parto de versos. Je, je, je.
    Por mi parte, estaré siempre ahí, para ayudar en lo que haga falta o para repartir puros por el feliz alumbramiento.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos y a todas por ayudarme a dar a luz mis poemas cada día.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Porque la noche nos envuelve, y nos aquieta, y nos regala el silencio. Y porque dicen que de noche, las musas salen de paseo.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.