“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 21 de junio de 2009

Desde el abismo


Forma negra sobre cuadrado gris, 1960 - ANTONI TAPIES

No hay otra fuga
en esta corta vida
que la de parirse
a cada instante,
sintiéndose ave fénix
que levanta el vuelo,
desde el abismo
de las negras cenizas
hasta naufragar 
en las riberas de la luna.

15 comentarios:

  1. Hola Noray. Mis sentimientos contigo. Recibe un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muy sentidos tus versos poeta, te dejo como siempre mis saludos fraternos y sobre todo solidario..

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Morir y renacer a cada instante es el sino que le espera al presente que ayer (ya mismo) fue pasado y mañana (ya mismo) será futuro.

    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  4. Definitivamente hay que levantar el vuelo y tratar de encontrar a la luz. Tu poesía nos alienta al esfuerzo.Gracias.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Noray, tus versos diciendo siempre verdades, tanto que aprender!!
    Ser Ave Fenix en el injerto mas grande que haya existido en la historia del hombre.
    Parirse a si mismo, divino.
    Se te hecha de menos, vuelve pronto, donde quiera que te halles, donde quiera que vueles!!
    Besos de luz y miel

    ResponderEliminar
  6. Muy profundo, certero... me quedé pensando perdida en la bella creación de Tapies. Precisamente hoy me rondaba por la cabeza algo así, pero tu lo has descrito muy bien. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Tan certero, como hermoso!

    Con Tapies, increíble y fascinante conjunto..

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  8. El dolor que no ciega

    sino que la luz

    busca y espera

    más allá del azul

    más allá de las tinieblas

    besos

    ResponderEliminar
  9. Genial tu reflexión. Me gustó especialmente
    lo de "parirse a cada instante"

    ResponderEliminar
  10. Me gustó tu reflexión y la frase "parirse a sí mismo" genial.

    Te enlazo, con tu permiso, y te sigo leyendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Nuestra gran debilidad es siempre la renuncia.El único camino cieto para lgrarlo es volver a intentarlo una vez más
    Parirse a sí mismo! genial reflexión
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Lo de parirse a cada instante... me ha gustado mucho, pero mucho, mucho. Es una gran verdad

    ResponderEliminar
  13. Te abrazo muy fuerte,

    gracias por seguir escribiendo Maestro.

    ResponderEliminar
  14. Muy cierto Noray, y en los restos de ceniza siempre queda un pedazo de nuestros nombres.

    Abrazos
    Marian

    ResponderEliminar
  15. Mejor sufrir el dolor al parir de cada día
    que quedase en el negro abismo de la ignorancia pura.

    Buena semana
    Saludos conversos.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.