“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 12 de junio de 2011

Maduración de un haiku

Maduración (Ciclo Canto a la tierra), 1927 - DIEGO RIVERA

Sólo en tu vientre
madura la simiente
de mi silencio.

11 comentarios:

  1. En el letargo
    la simiente del sueño
    de tu silencio.

    Desde tu vientre, desde la inmensidad, desde donde todo es posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Solo en la flor de la vida, que es el vientre de una mujer, se puede dormir en la esparanza.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. condensación ad infinitum

    buen comienzo de semana :)

    ResponderEliminar
  4. En mi morada de silencio habita tu palabra.


    M.

    ResponderEliminar
  5. Tus haikus son siempre una delicia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. En la matríz de la vida. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. No sé si me gusta más el haiku o su título Noray... Aunque la verdad es que ambos son realmente buenos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me ha recordado un poema de Miguel Hernández que, por razones obvias, me emocionó en su día, y a día de hoy (como tus haikus) sigue haciéndol.
    "Menos tu vientre todo es confuso..."

    ResponderEliminar
  9. Bien madurado este haiku, Noray. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Como fruta madura cae tu haiku sobre mi alma.

    Besos, Noray.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.