“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 9 de julio de 2010

Tu silencio se hace voz


Tanaina III, 1993 - JOSE MARIA SICILIA

"Sólo si oís mi corazón, me late."

PEDRO LEZCANO MONTALVO

Escucho el eco de la ausencia
resonando entre las lágrimas 
de un corazón de ámbar,
que habita en el bosque del silencio
en el fondo oscuro del océano.
En el ocaso de la noche
mana un caudaloso río de adelfas
que muere en los surcos de la tierra
para volver a ser flor entre nuestras manos.
Mi silencio se hace voz
en la nocturna desnudez de tus labios.
Tu voz, rebosante de humedad,
se hace fuego en la sed de mis brazos.

10 comentarios:

  1. Es tan hermoso lo que surge de tu interior, que no hay belleza que pueda superarle.
    Eres un autentico poeta, te deberían conocer y reconocer en el Mundo entero.
    Quien fuera fuego en la sed de tus brazos o abrazos.
    Tu musa te eleva al séptimo cielo y nosotros lo disfrutamos

    ResponderEliminar
  2. Es un lujo poder leer poemas tan buenos en la red.
    Sientes y haces sentir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. las ausencias son hondos tatuajes
    los silencios son cómplices
    un roce bastará...

    ResponderEliminar
  4. La ausencia,
    es río que todo
    lo inunda.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. tu silencio se hace voz, me gustó.

    hermoso respirar esta poesía

    ResponderEliminar
  6. ... y tu silencio se hace voz
    en la nocturna desnudez de tus labios
    y tu voz, rebosante de humedad,
    se hace fuego en la sed de mis brazos.


    Ainssssssssss... me dejas sin palabras... me encantan estos versos!

    ResponderEliminar
  7. las ausencias siempre dejan espacio
    donde reverberar el eco
    el callado sonido del silencio
    entre las sombras
    y sombras que oscurecen
    hasta las noches de luna llena

    pero la vida retorna
    cuando la luz se hace visible
    y el eco se viste de presencia
    cuando la ausencia deja de serlo

    besos Noray
    no hay ausencias cuando tu verbo se erige

    ResponderEliminar
  8. Es un poema maravilloso Noray...
    creo que lo bueno de las lágrimas de ámbar es que no son como el cristal, y que lo bueno de los ecos del silencio es que son espacios inmensos que poder habitarse nuevamente...
    Y así para que sientas un trozo más de azules y de océano, te dejo está canción maravillosa toda "in blue" que recién acabo de descubrir

    http://www.youtube.com/watch?v=5cmdUGn9FRE&feature=player_embedded

    un beso

    ResponderEliminar
  9. La ausencia y el bosque; el ocaso y la flor; el silencio y el fuego.

    Es un ir y venir entre la lejanía y lo cercano, y es que no hay ausencias que rompan el sentimiento o la pasión.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.