“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 8 de julio de 2010

En el silencio de tu ausencia


Azul, 2006 - SOL HALABI

Ya todo me ata a ti,
a tus largas noches de estrellas
y silencios de luz de luna.
Todo quedó ya tatuado
en la humedad de nuestros labios,
que siguen derramando luciérnagas
desde la sima de la madrugada.

Después de tanto tiempo
continúas siendo el mismo faro ardiente,
que resplandece sin cesar

en el silencio de tu ausencia.

10 comentarios:

  1. Poeta hoy necesitaba leer tus versos,( a veces la melancolía nos invade) y me encuentro con tu maravilloso poema, nada, gracias.


    M.

    ResponderEliminar
  2. cuánto queda siempre un recuerdo que incluso nos alumbra de día y de noche

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Son maravilloso esos versos tatuados y atados por y para siempre.
    Cuando el corazón ama no hay ausencias, él permanece a pesar de los silencios.
    Un cálido abrazo mi querido poeta, no te pierdas demasiado, se te hecha de menos en comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Tus versos de hoy están tan adentro mío... pero yo no lo hubiera podido decir con tanto arte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un faro que alumbra en elsilencio.Muy hermoso Comosiempre es un placer leerte.Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Me dejas siempre asombrada.
    Eres una fuente inagotable de belleza poética.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. que no se apague
    que no sucumba
    que nada lo perturbe
    que nada lo diluya

    besos

    ResponderEliminar
  8. Repeteixen les ombres
    de la nit el tatuatge
    del teu cos
    sobre la sorra humida
    del mar que ens separa,
    mentre la llum de la lluna
    dibuixa en els meus llavis
    el contorn dels teus
    la resta de la matinada
    fins que m’escalfi el sol
    amb els seus raigs
    el cor amb els records passats
    de les estones
    que passarem plegats.
    Repeteix l’oblit,
    el tatuatge ardent
    de la teva absència,
    mentre el temps escampa
    els estels dels teus somriures
    com flors en un prat primaveral.
    Com se’m clava l’enyor
    en el cor adolorit,
    quan arriba puntual la nit.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Noray, tengo un poema con el mismo título!! Me he quedado perpleja cuando lo he visto.

    El poema es precioso, es dulce y líquido.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.