“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 2 de junio de 2010

Demasiados tiempos de silencios

Buttermere Lake, 1798 - J.M.W. TURNER

Hace tiempo que no escucho la voz de Byron,
cuando cae el sol sobre los negros acantilados
y surge en el horizonte la luz de la nueva noche...

Hace tanto tiempo que la hierba de Whitman
dejó de crecer entre las infinitas realidades
para ser sólo evocadoras briznas de sueños...

Hace tiempo que el ciego Borges
ya no me lee uno de sus sonetos
en la penumbra de un nuevo amanecer...

Hace tanto tiempo que la palabra de Miguel
no resuena en este infecundo vientre
para ser la voz de nuevos versos...

Hace tiempo...
demasiados tiempos de silencios.

8 comentarios:

  1. voces que vuelven renovadas en nuevas bocas frutosas...a buscarles en ella Poeta!!

    besos

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo, sí, pero sus voces resuenan en el éter como eco que no alcanza su destino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Noray, me he quedado boquiabierta al terminar el poema... Qué rememoraciones tan acertadas. Sin ellos hay silencio, PERO LOS TENEMOS. Y a Turner envolviéndolo todo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. bueno, bueno, pero claro, como poeta humilde que eres no te has incluido en la lista de los buenos poetas, así que no hace tanto tiempo, jejeje

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hermoso y sublime, me erizaste la piel, porque sentí que tejiste cada palabra con el alma!
    Besos,
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  6. Será cuestión de conjurarlos.

    Una bonita forma de hablar con uno mismo.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.