“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 4 de mayo de 2010

La semilla de tu nombre

El Vergel, 2006 - SEMA CASTRO

El viento azota mis oídos,
rompiendo este silencio inmutable
que late y reposa en mi interior,
como una fusta hostil
en el lomo de un caballo,
como quiebra el rayo
la piel de la madrugada
cuando se alza el sol
sobre la línea del horizonte.

Escucho el trino de los pájaros
en esta tarde que comienza
a desmayarse entre mis brazos,
mientras las tiernas hojas
de los árboles dan sombra
a los cristales de la ventana,
y acuden a mi memoria
nuevas imágenes y rumores
que jamás nacieron antes en mi razón.

Sé que el aire del océano
arrastrará con fiel sigilo
la semilla de tu nombre
hasta inhumarla entera
en el vientre fértil de la tierra,
sé que germinará tu cuerpo
entre un torrente de azahares
en tallo de jazmín reverdecido
junto al brocal de mis labios.

16 comentarios:

  1. me emociono mientras te leo.
    eso provocas en mi,
    un remolino de sentimientos,
    un torbellino de emociones..
    despiertas la mariposa
    que se arrulla en mis adentros,
    y ese batir de alas..
    me recuerda siempre a ti.

    ResponderEliminar
  2. Noray, una vez más me quedo saboreando tus versos. Qué hermoso final les has dado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El viento me ha traído un tremendo remolino de emociones. Es un poema precioso que emociona profundamente. Un gusto leerte.


    Un beso que te llegue al corazón

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Estás sembrado poeta. De verdad que no dejan indiferente tus versos. A mi me provocan emoción y ternura. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Evocador y nostálgico, allana el instante en sopor de siesta de verno.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Noray, amigo poeta:

    Tus versos se llenan de aire, de pétalos y de jazmín, al compás de tu escritura, y con la melodía de la brisa.

    Como siempre, tranmites desde la profundidad, y siempre es un placer venir a leer tus versos, llenos de sensualidad, Noray.

    Gracias por el bonito comentario que dejaste en mi blog, me encantó tu huella.

    Un beso, poeta.

    ResponderEliminar
  7. Buff, los tres primeros versos de la última...
    Ese sigilo.

    ResponderEliminar
  8. Azotan los aromas del océano convertidos en versos poeta.. siempre es un gusto leerte..

    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre...

    ResponderEliminar
  9. Es hermoso leerte y sentir tu sentir Noray
    escribes y sientes con la sutileza que marca tu ritmo interno, que es de una grandeza que destaca.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. el viento del océano nos trae nombres pero... igual los arrebata.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. ..escucho el trino de los pájaros
    en esta tarde que comienza
    a desmayarse entre mis brazos.

    Tus palabras son un lujo
    para los sentidos.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  12. No sé que decir, se me agotan los adjetivos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  13. simplemente total!!
    aplausos poeta!!

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  14. Magnífico Noray, son tus versos cargados de bellísimas imágenes los que germinan desencadenando un torrente de emociones que se desboca releyendo, enhorabuena poeta.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  15. Me gustó: lo que trae el amanecer, lo que trae el atardecer, desmayándose en los brazos y lo que el océano puede traer.
    El final es precioso.
    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  16. Sé que tus versos también se hacen osasis y jazmín entre mis labios... guardando como guardan los tesoros de todas las brisas y sombras en los cristales de las ventanas.
    Besos, gran, gran poeta.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.