“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 21 de abril de 2010

Tu nombre entre las redes

Pescadores recogiendo las redes, 1896 – JOAQUÍN SOROLLA

No resuena tu voz
este atardecer entre las olas,
iluminadas por la temprana luz
del viejo faro de la bahía.

No veo las bandadas de gaviotas
planear en libertad entre las barcas,
cuando éstas regresan a puerto
con tu nombre entre las redes.

Sólo siento el profundo vacío,
golpeando con fuerza y sin cesar
el torno del despiadado tiempo
que gira en la puerta de mi razón.

19 comentarios:

  1. ...eso....vacío
    un adiós y un horizonte eterno

    ResponderEliminar
  2. Por qué será que cuando esa persona tan especial, que llena nuestros vacíos, no está, se siente que nada más existe, aunque lo veamos, aunque oigamos los sonidos, si no está, nada más es.

    La ausencia amada, se lleva todo de nosotros. Tu poema lo expresa genuinamente, delicado, y tierno.

    Un abrazo grande,
    Anouna

    ResponderEliminar
  3. Las olas guardan en secreto la capacidad de imitar la voz que quien las escucha necesita oír... Nunca se está en soledad cerca de ellas, aunque las gaviotas no vuelen, y aunque el vacío se torne irreparable.
    Precioso poema!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  4. Noray, no sé si es hermoso lo que dices, sólo sé que traspasa como una daga.

    ResponderEliminar
  5. Como duele el vacío siendo tan necesario para llenarse de él.

    ResponderEliminar
  6. La soledad es a veces irrompible, no reciclable, y nos deja pequeños, muy pequeños...

    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar
  7. Cada cop de roc
    que cau pel penya-segat
    és un perquè que em retrec
    i un record que em fereix.
    Cada silenci és un deure
    en la llibreta comptable
    dels nostres mots
    i els dia és llarg,
    ple de silencis.
    Cada raig de llum
    que m’enlluerna
    caminant amb el front alt,
    cara al sol rialler
    és un retret
    perquè hi manca
    la teva ombra al meu costat.
    Cada pas és una baula
    que s’afegeix a l’anterior
    en un cadenat seguit d’errors.
    I jo tant sols et vaig dir:
    Amor,
    t’estimo com la vida que em deix.

    ResponderEliminar
  8. Vacio, desamor, desamparo, sentimientos que impregnan tus versos. Los celebro.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bello luce el silencio!
    Parecería,
    que es feliz...
    ¡Que no calle el silencio,
    que siga de fiesta!

    ResponderEliminar
  10. Qué triste es estar llenos de la persona amada, en soledad.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. En el atardecer entre
    gaviotas y redes,
    el rumor del mar
    llena el corazón
    del que ama.

    Aquí no podía faltar Sorolla.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  12. Se me agotan los calificativos.

    ¡Qué manera de crear!

    saludos,

    ResponderEliminar
  13. Voy de paso hoy,conociendo algunos amigos nuevos y visitando mi gente conocida tambien, como siempre.Que decir de tu blog si cada dia esta mejor,tienes esa buena costumbre, de ser tan querible de seguir pasando por aqui, que se vuelve con ganas.Te invito a Peregrino de Sabiduria a leer lo nuevo si lo deseas,te espero,un abrazo y hasta pronto...

    ResponderEliminar
  14. si "ausencia" que bello que lo describes, bellamente ausencia... abrazo grande Noray, hermosas letras, como siempre

    ResponderEliminar
  15. Esa tremenda sensación de vacío que deja su ausencia...
    Me ha encantado en verso: "con tu nombre entre las redes". ¡¡Precioso!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La razón estaría en leer este poema cada vez que nos acuda...
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  17. No sé muy bien comentar los poemas, solo sé sentirlos y los tuyos me traspasan…
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Y como golpean los vacíos...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.