“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 29 de marzo de 2010

Las tres heridas de Miguel


El lápiz de Miguel, 2003 – RAMÓN FERNÁNDEZ PALMERAL

"Llegó con tres heridas"

MIGUEL HERNÁNDEZ

Las tres heridas de Miguel
se abren de par en par,
como se rompen las cicatrices
donde supura la libertad.

Su amor espigado y profundo
fecunda el vientre descarnado
hasta convertirlo en olivo verde
de la tierra árida y sedienta.

Su vida limpia y fugaz
renace con la frágil sementera
de las desalentadas amapolas
entre almendros de primavera.

Del pozo de su muerte
mana un dulce surtidor
de espumosa nata y níveo azahar
para alimentar a los hijos de la luna.

Las tres heridas de Miguel
se abren de par en par,
como se rompen las cicatrices
donde supura la libertad.


Sesenta y ocho años después de su muerte
y sus heridas siguen abiertas en mi memoria.


28 de marzo de 2010

12 comentarios:

  1. ¡Qué bien! El paralelo entre las tres heridas y la brecha de esa supuración que le sobrevive. En ti y en todos los que sentimos horror, aún, por su muerte.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  2. Miguel Hernández
    se quedará para
    siempre en la
    memoria de la
    Historia.

    "Descansar de esta labor
    de huracán, amor o infierno
    no es posible,y el dolor
    me hará a mi pesar eterno"

    (Miguel Hernández)

    Un abrazo Noray.

    ResponderEliminar
  3. Nunca dejará de conmovernos su vida, su muerte y su poesía.
    Espléndido homenaje.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Su "Elegía" fue el primer poema que guarda mi memoria. Nunca soy capáz de terminar de leerlo sin anegarme en llanto.

    Siempre, siempre existirán las tres heridas.

    Ha sido un hermoso homenaje, poeta sublime.
    Que se tiene que hablar de muchas cosas, compañero del alma...compañero.

    ResponderEliminar
  5. Sí, Noray, Miguel terminó sin haber terminado. Me alucina lo que hubiese podido escribir si hubiese vivido mis años. Pero es así, parece cierto que siempre se van los mejores. Restañaremos la herida leyéndole y releyéndole. Gracias por recordarle, poeta.

    ResponderEliminar
  6. No tengo palabras para significar lo que es Hernández en mi vida, soñé tanto con sus poemas en la voz de Serrat.

    Glorioso homenaje a el máximo poeta de la lengua castellana.


    Un beso querido Noray.

    ResponderEliminar
  7. "...Tu boca se me marcha de mi boca
    y regresa con varios besos muertos..."

    bellisima homenage a un gran escritor.
    besos y un placer...

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo, José.
    Gracias por recordarnos a Miguel Hernández.

    ResponderEliminar
  9. Muy bello homenaje a tan gran poeta.

    Un abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.