“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 2 de marzo de 2010

Interrogatorio a mí mismo de madrugada

Reclining man with sculpture, 1960/61 – FRANCIS BACON


“Nada, nada me hiere
en la ausencia salvo la soledad
del universo”

MAHMUD DARWIX


¿Por qué escribes a la ausencia
si estoy latiendo siempre
en cada uno de tus versos?
-
¿Por qué pronuncias el olvido
si desde hace tiempo
vivo perenne en tu memoria?
-
¿Por qué sientes la derrota
anclada en tu piel
si mi piel es ya tu victoria?
-
¿Por qué abres tu cuerpo
hasta desangrarte y romperte
si soy la cicatriz que te sutura?
-
¿Por qué invocas al silencio
entre las sombras de la madrugada
si yo soy tu luz y tu palabra?
-
¿Por qué dejas de soñar
si cada uno de mis sueños
son cada día tu realidad?

17 comentarios:

  1. ¿Esto ha sido, así, sin nada/nadie que ponga el martirio, la tortura sobre la mesa? ¿Sin lámpara de potencia máxima delante del rostro?
    Nada, entonces el interrogatorio no ha servido para nada ¿no?
    Abrazotes. Te saluda otro autoverdugo.

    ResponderEliminar
  2. Pues eso digo yo!!
    Es verdad!!*Que maravilla*
    Todo eso y mas.
    Bello interrogatorio.
    Hay presencia viva en tu sangre!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es una pura maravilla, me despertaste una sonrisa de placer.
    Un abrazo.

    Nb ¿“Darwix” es el poeta palestino?
    Si tal es el caso, no conocía esta grafía. Siempre lo he visto escrito Darwish.

    ResponderEliminar
  4. Porque somos nosotros mismos con nuestros antagónicos, y así, hemos de vivir completándonos con ellos.
    Interrogatorio sublime.
    Un abrazo, estoy deseando verte en Zaragoza.

    ResponderEliminar
  5. Tal vez porque no sabemos apreciar el cariño de quienes nos quieren y solo pensamos en que nos quieran como nosotros deseamos???

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas preguntas para ton solo una sola respuesta que seguro tú tienes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. has escritop un interrogatorio lleno de respuestas acertadas dentro de cada pregunta...
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Esos tiempos son tan valiosos, es un estado de cuentas, una mirada interior y exterior que quiere hallarse. Sin duda en la soledad de esos momentos es cuando la voz genuina con sus dudas, sus interrogantes, hace su mayor meditación, tratando de aliviar así mismo toda carga profunda.

    Bellos versos, realmente este poema me llega.

    Un abrazo grande,
    Anouna

    ResponderEliminar
  9. Preguntas que tantas veces nos hacemos con el día por delante.
    Con respuestas cuya existencia o ausencia conocemos de antemano o por experiencia.
    Con Rubinstein de fondo no duelen.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Así somos Noray, inventándonos, interrogándonos, desnudándonos cada madrugada, expuestos a sufrimientos, imaginados, en muchas ocasiones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. No hacen falta respuestas, es la belleza pura la que destilan tus preguntas. Y ante ella, cabe el silencio.

    ResponderEliminar
  12. Posiblemente porque deveria interrogarme al igual que tu lo haces y porque las respuestas no escritas serian casi las mismas...me llega hondo este poema.

    Gracias por adelantarme las preguntas.
    Fue un placer leerte.


    Saludos

    ResponderEliminar
  13. La respuesta
    estará en si
    es sueño o
    realidad.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bellisimo poema...
    me ha encantado..

    Las preguntas...
    del enamorado
    solo las responde
    el silencio del amor...

    Abrazossssssssssssss

    ResponderEliminar
  15. Las preguntas
    del poeta...
    solo las responde
    el amor de su poesia...

    Mas abrazos

    ResponderEliminar
  16. Puede que la respuesta sea la regla de la felicidad. La ignoramos y nos vertemos hacia dentro. Me reconozco en este poema. Quizas se un mal común del poeta.

    Me encantan los versos de Mahmud Darwix. Te agradezco la cita.

    Besos
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.