“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 17 de febrero de 2010

Como un relámpago


El pájaro relámpago cegado por el fuego de la luna, 1955 - JOAN MIRÓ


Es el yugo de esta espesa umbría,
que se me adentra en la médula
y hunde sus cuchillos
en el corazón enamorado de las azucenas.
Son los húmedos labios de la noche,
que se asoman impunes al vértigo del paraíso
sin encontrar más surcos que la propia carne.
Es la sangre de las amapolas
la que mana sin cesar desde la brecha abierta,
como un relámpago en las espinas de la mañana.

15 comentarios:

  1. Que cambio de aire Chopin y tus versos, Noray. La sinfonía de amor doloroso que compusiste con ellos es fabulosa..
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Ultimamente estás que te sales. "son los húmedos labios de esta espiral que se asoma impune al vértigo del paraíso..."

    ResponderEliminar
  3. voy volviendo lentamente al ruedo, después de mis merecidas vacaciones, a las palabras hecha magia encuentro y nostalgia, donde siempre respiraré y respiro el deseo pasión de ser sinfonía en letras poeta amigo...

    nos leemos.

    cariños.

    ResponderEliminar
  4. Como un relámpago en las espinas de la mañana, qué final, Noray, que breve momento de dolor intenso, casi inconmensurable...

    Besos
    Marian

    ResponderEliminar
  5. Cuanta belleza en tu poema, se iluminó la tarde con su esplendor.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Flores, espirales, espinas, paraíso, muchas imágenes para asociar.
    Un abrazo sincero querido poeta

    ResponderEliminar
  7. Los versos que con amapolas nos entregas.. llenas el espacio musical con tu espacio..

    Excelente como siempre poeta..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  8. Tus palabras son para guardarlas en el almacofre de las cosas bellas.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  9. ... y es tu poema el que penetra a tajo de navaja en las entrañas; ¡¡magnífico!!

    Mi admiración y un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Duele...!!!
    Pero a veces es tan bello el dolor que se disfruta... en este caso el poema es maravilloso!!!
    Besos Noray, de alguien que va aprendiendo contigo...!!!
    PD.: Sabes??? No conocia al autor de esa obra que has puesto hoy... por ser de 1955 tiene un estilo muy moderno verdad???

    ResponderEliminar
  11. En corazón inmaculado
    de la azucena,
    sangre ardiente
    de la amapola.

    Bello el poema.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  12. Sufrimiento y dolor en un bello poema que se cierra en cinco hermosos versos de un mayor dolor aún si cabe.
    ¡Magnífico!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. HERMOSO POEMA QUE SE ENGRANDECE EN EL DOLOR...

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  14. Duele de tan bellas que son las palabras que has escogido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pasión que casi llega a la sangre...Quizá sea esa la verdadera pasión.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.