“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 20 de octubre de 2009

Y no amanece nunca

El suicidio, 1877- ÉDOUARD MANET

“Y hay cielos que no amanecen”


Hay cielos que no amanecen
y atesoran la luz de la noche
entre sus raíces de escarcha
y la descargan en la sien
cuando el sol en el horizonte
tiñe de sangre el océano.

Es otro anónimo día
que desecha el espacio
y quiebra el tiempo,
otra jornada con el lastre
de la luz sobre los espejos
que duermen en la memoria.

Miro mis manos rotas,
vacías ya de eternidad,
vencidas en los huecos
de la ardiente penumbra
que brota en mi mirada,
y no amanece nunca.

14 comentarios:

  1. Me suicidado muchas veces: siempre que quemo mis naves en pos de una ilusión que acabará por transformarme en alguien diferente. Esa es la única reencarnación en la que creo...

    ResponderEliminar
  2. Cuánta melancolía volcada en tan estremecedoras y emocionales palabras. Excelente.
    Cariños Noray.

    ResponderEliminar
  3. Amanece el día
    y sólo distingo la oscuridad.
    ¿Quién borró los colores de mi día?
    ¡Responde, ladrón!
    ¿Acaso son tuyos?
    Amanece mi día, monocolor...

    ResponderEliminar
  4. Hay un profundo dolor que se manifiesta en estos versos... y se hace sentir en el lector.
    Bien, como siempre, poeta.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El dolor en tus versos laten poeta.. laten..

    Un placer leerte

    Un abrazo
    Saludos fraternos

    ResponderEliminar
  6. Amanece en tus versos, una y otra vez, porque cada vez que escribes, se hace la luz. Sentido poema, amigo. Un enorme abrazo y confío en que vaya todo de maravilla al otro lado. Quizás la eternidad no esté en tus manos y sí en tus poemas. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. Tus palabras
    emocionan de
    dolor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Es necesario amanecer varias veces al día. No podemos dejarnos vencer por las dificultades, tristezas o melancolías. La vida empieza cada minuto. Si nos damos cuenta, ganamos, o como dicen en mi pueblo "el que come, escapa".

    ResponderEliminar
  9. Cuando anochece
    se estremecen los pinos
    y no es de frío.

    Mario Benedetti (Rincón de haikus)

    Y luego, a pesar de todo, amanece...

    Besos. :) Reina

    ResponderEliminar
  10. Espero el amanecer, lo sabes poeta, para que evadirme de la pesadilla de encontrar solamente el vacío a mi costado.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  11. ojalá fuese un deseo que poder pedir..
    cerrar los ojos y dejar
    que el alba se durmiera
    y que no amaneciera nunca.
    que la noche fuera eterna,
    que la luna fuera inmensa
    y se entregara a los amantes....

    ResponderEliminar
  12. Tristes letras, a veces hay que esforzarse mucho para ver luz y seguir, pero no nos queda otro remedio.

    Espero que estés bien, no se si te mandaron los poemas del Gijón o ya se enfrió la euforia, en cualquier caso no hay que desilusionarse, o hagamoslo con los que te lo hayan mandado.

    Un gran abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  13. Uno de los poemas más bellos que te he leído!!

    Un beso
    MArian

    ResponderEliminar
  14. Versos negros que destilan energía...
    me encantó !

    saludos conversos.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.