“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 21 de octubre de 2009

Donde habita la ausencia

Piedad, 1968 - ANTONIO PADRÓN

Taladra los poros
de mi árida piel,
toma mi cuerpo
y transítame palmo a palmo
como si fuera tierra.

Aprende toda mi geografía,
sube cada uno de mis senderos
y navega por los ríos de mi sangre
hasta llegar al océano
donde habita la ausencia.

18 comentarios:

  1. Muy sugerente, preciosa invitación al placer.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Que esa ausencia...la llene toda su amor...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. donde habita la ausencia
    la soledad es su guardiana
    el olvido su mentor...

    bellos versos con hondura
    imagenes que se hacen segunda piel

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  4. Transformo la que sientes tierra arida en tierra fertil...
    Dejame sentir que es asi... y estoy segura que si una sola semilla cayera en ella... germinaria tan fuerte y sana como ese cuento de Disney...!!!
    Besos cielo, llenos de luz como siempre y cada dia!!!

    ResponderEliminar
  5. MAGNÍFICO POEMA!!! MUY BELLO!!! cON EL CUADRO Y LA MÚSICA, SUBLIME!!!
    UN BESO, HERMANO.

    ResponderEliminar
  6. Huellas marcadas en la piel implican que paseó por el cuerpo.
    Ahora está muerto, ausencia de palabras, pero denotan placer en vida...

    ResponderEliminar
  7. Pues me ha gustado mucho. No te digo más Noray porque ya lo he dicho todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La ausencia ha tenido que recorrer un largo camino atravesando la geografía de TODO el cuerpo, quizás cuando llegue a su habitáculo, también ella se habrá perdido...

    besos Noray

    ResponderEliminar
  9. Es un falso axioma. ¿Se dice así, profesor?
    No hallará la ausencia si llega hasta allí porque la ausencia es el vacío del amado/a. Ahí, reside lo trágico del poema.

    La primera estrofa es voraz y torrencial. Arrastra la mirada con avidez. Pasíón, impecablemente verbalizada.

    Un beso,
    Laura

    ResponderEliminar
  10. Muy bello. No creo que haya ausencia a lo mejor solo es nostalgia. un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ausencia, Compañera eterna del silencio..
    Un placer leerte poeta..


    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    ResponderEliminar
  12. Como es posible que Yo respire sensualidad dentro de esta ausencia?

    Besos,
    Aglaia

    ResponderEliminar
  13. Que navegue decidido ese barco momentáneo,
    que agite el mar y lo ilumine,
    que naufregue en la ausencia y la derrote.

    Abrazos, amigo
    REL

    ResponderEliminar
  14. aprender de memoria toda tu geografía..

    sshhh..

    ResponderEliminar
  15. ¿Dónde la ausencia? ¡Estás tú!
    Abrazos, caballero.

    ResponderEliminar
  16. Abrazos alli
    donde habita la ausencia...

    Y aquí...
    al leerte... escribo
    que lo ausente es esquivo
    porque se percibe su presencia,
    esencia geográfica
    de los poros del amor,
    subida impaciente
    que besa con clamor
    al ausente...
    a lo ausente...
    al amor... enamorado
    con fuerte dolor.


    Abrazos...
    a este poema
    ausente de nada
    y presente de todo
    lo que mueve al amor.

    Y abrazos a ti...
    que nunca estas ausente
    por mucho que se empeñe
    la musa ausente
    de la ausencia...
    ella es la causa
    de tu esencia...
    poeta y valor.

    Abrazos ausentes poeta.

    ResponderEliminar
  17. Tajantes tus versos de hoy.

    Donde habita la ausencia
    reina el desamparo.

    Ni la una ni el otro son buenos consejeros.

    Un amigable abrazo.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.