“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 28 de julio de 2009

Este suave trino


Family of birds, 2000 - OCTAVIO OCAMPO

En el aire se dibujan los labios
que besan las sombras de la noche
y las devoran como un embudo,
por el que se me escapa la vida
en el momento preciso de abrir los ojos,
fragmentando la mirada en mil pedazos
hasta cegar el incierto futuro
con un dolor profundo y mineral.

Amanece, un rumor de tierra
húmeda me recorre el cuerpo,
un pequeño gorrión trina en la ventana
para liberarme del secreto del sueño,
toda la luz del día que comienza
está reflejada en este suave trino,
y mi desazón nocturna se disipa
en apenas una décima de segundo.

De nuevo regreso a mi sueño,
aunque ahora ya esté despierto,
y entra la brisa fresca del jardín
hasta enjuagar mi cara ardienteº
y recorrer cada centímetro de mi piel
dejando una inmensa estela de ausencia
sobre los primeros rayos de sol
que incendian mi memoria.

15 comentarios:

  1. En las cosas simples siguen estando almacenados los únicos secretos para ser felices.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Que belleza de poema ...
    y de su cara!

    Me encantó amigo Noray

    Abrazos al alma...

    ResponderEliminar
  3. Hola Noray:
    Sueños trazados con ojos abiertos y memoria donde manda ¿la razón? del poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una belleza de poema. Van mis aplausos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso poema . poeta..

    Saludos fraternos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuántas veces el canto de un pájaro, habrá despertado nuestras ensoñaciones! Es una bonita sensación, la de escuchar trinos melodiosos entre pensamientos más o menos trascendentales. A mí al menos me produce una hermosa sensación de paz. Bonito poema, amigo y que los pájaros siempre canten en tu ventana. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. El trino de un pájaro,
    el primer rayo de sol,
    despiertan recuerdos
    inolvidables.

    Da gusto leer tus palabras
    con suave música de fondo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Noray , hace casi un mes que no entro en tu blog y hoy leo maravillas como este poema que emociona y las demas entradas , de cuanto me perdi !!!! Un abrazo que invente mundos .

    ResponderEliminar
  9. Horay, hay que escuchar a los pajaritos, sobre todo a los ruiseñores como tù.
    Bello canto el tuyo que conmueve el alma y la orienta hacia su destino como un girasol.
    Besos Solares!!

    ResponderEliminar
  10. Sueños y ausencias: nunca fueron buenos compañeros, o tal vez, por desgracia, siempre fueron inseparables.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Despertar de los sueños es ingrato y doloroso.A veces soñamos que somos feklces y cuando nos despertamos notamos ausencias que estremecen. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un poema delicioso, las imágenes no lo son menos...

    ResponderEliminar
  13. Por qué las mañanas y las noches son eternas compañeras de la poesia???
    Son como musas inspiradoras, debe ser toda esa belleza que se percibe... seguramente y las manos de alguien que sabe plasmarlos en un poema como este, bello y exquisito!!!
    Besos cielo, que termines bien tu dia!!!

    ResponderEliminar
  14. es grato pasarse por aquí y encontrar la misma belleza en versos e imágenes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. En este poema se nota el influjo nerudiano.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.