“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 26 de marzo de 2009

Y muere el deseo

El nacimiento de los deseos líquidos, 1932 - SALVADOR DALÍ

En el vértice de la madrugada
agoniza una lluvia insaciable
de esperma incandescente
sobre los óvulos sedientos y frágiles
de un tierno lirio a punto de florecer
en medio de la nieve.

17 comentarios:

  1. no solo el deseo ha de morir si no se alimenta
    sino todo tipo de conexión que se haga
    porque todo ha de tener su reciprocidad
    de lo contrario la energía no existe:)

    Un abracito de sol

    ResponderEliminar
  2. Belleza...
    esencia...
    vida...
    entre cualquier adversidad..
    más vida..


    Preciosooo poema... poeta
    lindo y milagroso...
    catarata de luces multicolor

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. ¿me lo regalas?

    escribes tan puro y tan frágil..

    (ven a mi blog, te olvidaste de recoger las plumas que cayeron de mis alas..
    es "el primero".. y es para ti..
    porque no podía ser de otra forma.

    te abrazo noray.

    ResponderEliminar
  4. Excelentes poeta como siempre..

    un gusto leerte

    saludos fraternos

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A pesar de los vivos colores de este lienzo de Dalí, tu poema deja un rastro de suaves y sensuales blancos y rosas. El líquido generador y la carne.

    Hermoso, Noray.

    Un beso, poeta.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  6. El lirio en medio de la nieve MMM qe bello
    Esto es pura metapoesia.
    Un abrazo frater

    ResponderEliminar
  7. deseos líquidos

    lluvia incandescente
    que mantiene viva la promesa

    lirio sediento
    bajo nieve refugiado



    embriagador

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. magnífico, esperma incandescente en medio de la nieve!!!Me fascinó. Creo que lo escribiré en uno de mis relatos...Muy bueno Noray!

    ResponderEliminar
  9. Esta vez no se que decir... No soy de repetir como loro los comentarios de otros, asi que solo puede decirte que me conmovió.. quizás porque sentía vida al final de todo... metaforicamente precioso!!!
    Besos cielo, llenos de luz como siempre y cada día!!!

    ResponderEliminar
  10. Quizás, sí, muerte del deseo.
    Pero el amor se alimenta de esas fecundas muertes.

    Muy hermoso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué sensual y qué bello!!!

    Espléndido poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Ayyy que me voy con sabor a poesia...a poeta...
    al cual admiro de corazón...

    besos muchos.
    buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Es muy bello. Un amor muerte que no suena trágico (aunque lo sea), embebido en tu poesía, que es maravillosa. Un abrazo grande poeta!

    ResponderEliminar
  14. Que no muera el deseo... que si lo hace, agonizará la vida...
    Poema de amor desesperado.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  15. armonia y pulsiones que estremecen

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.