“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 15 de febrero de 2009

Herida amarga


Arquitectura de una herida, 2001 – ORFEO SOLER

Cada palabra hiere como una amenaza,
casi como un desprecio anclado 

en el tiempo que ya dejó de existir,
como un sueño de colores
que pintó de blanco y negro
tus labios al amanecer.

Cada silencio abrasa la sangre,
como tu beso que agoniza,
casi como tu caricia arrullada 

en mi gesto que no termina de crecer,
es una herida amarga
como la crónica de esta larga muerte.

16 comentarios:

  1. Las palabras pueden herir profundamente, pero también lo puede hacer el silencio, la indiferencia, produciendo un ardor en el corazón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. - Leí estos versos en voz alta, y son tan hermosamete melancolicos que me los quedo. Un abrazo. Ade

    ResponderEliminar
  3. Cada silencio complice de nuestras vidas, un gusto inmenso leerte poeta, como siempre excelente tu presencia escrita..

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El silencio en compañia es una triste pesadilla, una muerte anunciada, bien expresado.
    Bello poema como los que sueles entregarnos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Si te refieres a alguien desde luego es doloroso Noray. si es el silencio, en todo caso lo prefiero a la angustia del desamor o un cariño perdido. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Cuando nos dejan de amar, palabras o silencios, dan igual. Todo va matando poco a poco.

    Hoy tu poema, dice mucho más que lo que las palabras dicen.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  7. Pues si, muchas veces una ofensa duele mucho pero casi todavía duele más los silencios casi eternos de la persona que hemos querido.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que es inevitable... y si lo es, nada tienes que hacer... sólo vivir...

    ResponderEliminar
  9. Cuánto dolor hay en tus palabras, Noray...
    El amor que fue y no es. El recuerdo de una ausencia con el tiempo.
    Te quedó hermoso el poema

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Las heridas sangran..
    las heridas cicatrizan...
    los amores, a menudo, permanecen como aguijones clavados...

    ResponderEliminar
  11. A veces lo hacen con tanta crueldad.

    ResponderEliminar
  12. son demasiado tristes tus versos :) me gustan más cuando sueñan palabras y voces saladas; un deseo para mañana: que tus versos sean alegres como lo es la alborada al recibir el sol cada mañana :)

    ResponderEliminar
  13. En cada palabra...
    en cada silencio...
    anuncias el nacimiento
    de un magnifico y lindo verso
    dando origen a un excelente poema.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Habrá que asumirla

    para volver

    a renacer....a la vida!

    que tu te mereces!

    traspasando el amanecer

    de todos los silencios,

    anunciados mil y otra vez!

    besos

    ResponderEliminar
  15. Todas las muertes son largas, Noray... y desde que nos dan la vida nos la vienen anunciando...

    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar
  16. Hay palabras y silencios que marcan para siempre..
    besos.. es un placer leerte.. un lujo!!

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.