“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 14 de diciembre de 2008

Otra colada

Paisaje volcánico, 1993 – MIRÓ MAINOU

El fuego era rocas
discurriendo bajo las aguas
y bajo las rocas
y bajo las aguas
corría mi cuerpo
en busca de tu alma.

Y el fuego
se hizo espumas
sobre las olas blancas
del océano infinito
y se clavó con fuerza
en tu mirada de nácar.

Mi cuerpo desnudo
atado ya a tu alma
se volvió roca
y tu alma
a mi cuerpo ya atada
se hizo agua.

Y desde entonces,
cuerpo y alma,
rocas y aguas,
duermen en el fondo
del oscuro océano 
formando otra colada.

13 comentarios:

  1. Cuerpo y alma sobre las olas de un océano profundo...
    Me he quedado pensando con tu poema
    Te dejo un abrazo y yo ya te tenía enlazado...me gusta esta forma tuya de escribir.
    mj

    ResponderEliminar
  2. Sólo Noray sabe escribir

    ésto de las

    coladas y el amor,

    del agua,la roca y el alma!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. El leerte me recordó aquello que siempre contaron, de que las Islas Canarias nacieron del amor entre el fuego y el mar.
    Creo que tu amor, es un conjunto de todos esos fenómenos que quedan después marcados con las cenizas de tus versos.

    Abrazos, José.

    ResponderEliminar
  4. Un verdadero placer leer estos poemas.

    Besitosssssss

    ResponderEliminar
  5. Un bello poema jugando con los hermosos elementos de la naturaleza. un verdadero placer...Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me gustan los poemas, a veces por una simple palabra. En este caso: colada.
    Un abrazo.
    m.j. lamora

    ResponderEliminar
  7. me quedo con
    tu cuerpo desnudo
    atado a ese alma
    que te hizo convertirte en roca.

    pero yo, no quiero que seas una roca.
    quiero sentirte latir
    en medio de ese fuego de lava
    cuando se asome a mis noches dormidas

    sigilosa..

    ..la madrugada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Otro gran poema que añadir a tu excelsa cosecha. ¿Para cuándo el libro? Te quedaría precioso...UN abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Continuación de leyendas... poema precioso. No te digo con raíces clavadas en la tierra por estar en las aguas, pero... ¡con raíces!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Una alegría descubrirte. Habrá que pasarse por este mar de poesía.

    ResponderEliminar
  11. Bueno José, ni modo, tendré que enlazarte para poder estar al día con tan magnífica producción.
    Qué manera de escribir amigo! Te felicito!
    Gracias por pasar por mi humilde casa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Hermosa como siempre,
    tu poesía sabe traspasarnos
    y llegar hasta el alma...un placer
    leerte!
    ABrazos

    ResponderEliminar
  13. A todas y a todos

    Es necesario formar coladas,
    siempre tenemos que estar en erupción.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.