“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 1 de septiembre de 2008

La sombra del JK 5022

Shadow (In the Suzhou Sky), 1938 - JUNKICHI MUKAI

A las víctimas del accidente aéreo del JK 5022, ocurrido
en el aeropuerto de Madrid – Barajas el 20 de Agosto de 2008.
En especial a Laudencio, Lucre, Carlos y Elena.



Arde el viento
y el humo quema
la tierra del páramo
lleno de sombras
arrancadas de las raíces
y de las simientes de los árboles.

Una feroz espada de fuego
arrasa los cuerpos,
cubiertos de penas y angustias,
y las almas fugaces
se tornan en jardín, frío y oxidado,
y en un desierto que seca el océano.

Sólo permanece una lívida llama
de atronador silencio
en la piel trémula
de los frutos maduros
que se deshojan
entre palabras y versos.

Tan sólo, errante y sin tregua,
el recuerdo iluminará
para siempre la memoria
y perdurará en el corazón,
a pesar de que sea el día más fatídico
y más triste para recordar.

10 comentarios:

  1. Solo vine a dejarte un abrazo...
    las palabras sobran

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenido, amigo! Me alegro mucho de volver a saber de ti. Se te echó de menos.
    Siento que tuvieras a conocidos en esta terrible tragedia. Tu homenaje es bello y sentido. Te dejo mi abrazo y mi amistad.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Con cuanta belleza

    pintas la tragedia!

    Eres el poeta realista

    profundo y esteta!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  4. Esos abrazos que abrazan las penas..esos "lo siento" que arrancan más llanto...esos puñales que tira la muerte...y esos dolores que nunca se olvidan

    ResponderEliminar
  5. Tristeza, mucha tristeza engendra la fatalidad.
    Un beso Noray

    ResponderEliminar
  6. Bello homenaje. Como dice Nochestrellada, sobran las palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A todas y a todos

    Es cierto,
    ante tanto dolor,
    sobran las palabras.

    Gracias

    ResponderEliminar
  8. has dibujado tan bien el horror, la tristeza y la fatalidad que solo vengo para unirme a tus palabras, conmovida y sobrecogida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un abrazo muy sentido y muy, muy grande, amigo Noray.

    B.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.